Revista Latina de Comunicación Social 51 – junio - septiembre de 2002

Edita: LAboratorio de Tecnologías de la Información y Nuevos Análisis de Comunicación Social
Depósito Legal: TF-135-98 / ISSN: 1138-5820
Año 5º – Director: Dr. José Manuel de Pablos Coello, catedrático de Periodismo
Facultad de Ciencias de la Información: Pirámide del Campus de Guajara - Universidad de La Laguna 38200 La Laguna (Tenerife, Canarias; España)
Teléfonos: (34) 922 31 72 31 / 41 - Fax: (34) 922 31 72 54

 

Periodismo Iconográfico (y XI)
¿Es la infografía un género periodístico?

Dr. Carlos Abreu Sojo ©
Caracas (Venezuela)
caas2001@cantv.net

El autor es doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna y profesor titular en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela.

Resumen: Este trabajo, presentado en la III Bienal Iberoamericana de Comunicación, efectuada en la ciudad de Cholula, Puebla, del 8 al 10 de noviembre de 2001, procura dilucidar si la infografía es un género periodístico. Para ello, el autor reseña las definiciones de diferentes especialistas sobre la infografía, tanto aquellas que apoyan el mencionado planteamiento como aquellas que lo niegan y, posteriormente, presenta su punto de vista acerca del tema. La segunda parte del trabajo presenta los resultados de una investigación de campo sobre el asunto, efectuada entre diagramadores o diseñadores gráficos de diversos medios de la capital.

Palabras clave: Infografía, género.

La infografía periodística como género: definiciones

De los autores que han definido a la infografía, algunos de ellos la consideran un género periodístico. Veamos quiénes y en qué elementos se apoyan para fundamentar esa apreciación.

Julio Alonso (1998: 1) considera la infografía un género periodístico en el que priva la información, con lo que ello implica de veracidad, exactitud, claridad expositiva y rapidez de ejecución.

Añade que esa información se expresa en un lenguaje visual, de imágenes, en el que las formas, los volúmenes, la interposición de planos, el ángulo de perspectiva, así como los claros y los oscuros, o el color, constituyen su propia sintaxis. Por último, asevera que la infografía es información gráfica ejecutada, manipulada, almacenada y reproducida mediante ordenadores.

Marta Botero (En Martínez, 1998: 12-13) sostiene que la infografía es un nuevo género surgido del avance de las tecnologías informáticas y la necesidad de los periódicos de ser más visuales para adaptarse a los requerimientos de los nuevos lectores.

La idea no es adornar gráficos y tablas de datos con dibujitos e iconos, añade, sino mostrar ciertas informaciones de manera gráfica, toda vez que hacerlo de forma escrita resultaría complicado y tedioso. Por ejemplo, una persecución policíaca, un accidente –aéreo, náutico o terrestre– o una secuencia de hechos.

También puede emplearse la infografía, según Botero, para contextualizar una información, al mostrar la ubicación de los personajes, el aspecto geográfico, o la relación de los actuantes. "La infografía tiene que transmitir al lector la emoción del suceso –precisa–, describir los lugares de los hechos, aportar datos e información relevante para entender el contexto, y revivir la escena".

José María Casasús y Luis Núñez Ladevéze (1991: 33) conciben la infografía como un nuevo género periodístico formado por la convergencia de "soluciones" fotográficas, informáticas, de diseño y de contenido, que dan como resultado un mensaje informativo más claro, ameno, rápido, bello, objetivo, exacto, completo y, por supuesto, más eficaz.

Para José de Pablos (1991: 159-160) la infografía es un nuevo género periodístico, "el último y más novedoso de los géneros de expresión informativa", que se puede asentar con firmeza en la tecnología informática, aunque no exclusivamente, porque también puede haber infografías artesanales.

Agrega De Pablos que "uno de estos métodos de comunicación" puede ser el modo de representación numérica "en figuras de gráfico simples y tradicionales, de barras, tartas u otras modalidades tan conocidas".

No obstante, puntualiza que "el que aquí nos interesa" es aquél por medio del cual "podremos intentar contar una historia con hechura gráfica", sin precisar para ello de elementos fotográficos, tal vez porque no existen, "lo cual sucede en más ocasiones de las posiblemente previsibles".

A pesar de ese deslinde, en un trabajo posterior, De Pablos (1992: 41) utiliza los vocablos "infográfico" y "gráfico informativo" como sinónimos, razón por la cual podemos inferir que para el autor son lo mismo.

En su "Vocabulario técnico recomendado" (1993a: 12), De Pablos define al "infográfico" como un moderno sistema de representación informativa realizado por ordenador o a mano, que muestra gráficos y textos "explicativos conjuntados".

Finalmente, en una ponencia intitulada "Hacia un periodismo visual", De Pablos (1993b: 24) nos habla de la recuperación de la infografía periodística, "sobre todo los info por antonomasia". Aunque no explica cuáles son éstos, se puede inferir que se refiere a los dibujos explicativos puesto que distingue aquellos de las "tablas, gráficas, mapas infográficos y sumarios acompañados por iconos u otras figuras informativas".

Esa inferencia queda corroborada al leer el programa sobre Infoperiodismo preparado por De Pablos (1995: 3) para la Escuela de Ciencias de la información de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina.

Allí, en efecto, el citado autor señala que la infografía tiene varias divisiones a saber: 1) la representación de datos numéricos en tablas; 2) La información que muestra las partes de un todo; 3) El seguimiento de los altibajos de una información cuantificable y 4) La infografía periodística por antonomasia.

Al referirse a la infografía Adriana Romero (1996: 59) sostiene que "este nuevo género es una combinación de dibujos, ilustraciones o fotografías con una serie de hechos, en una forma que llama la atención de su audiencia, al mismo tiempo que la informa".

Finalmente, Mario Tascón, ex jefe de infografía de El Mundo, de Madrid, y Tomás Ondarra (En Martínez, 1998: 31), sostienen que la infografía es un nuevo género donde lo primordial es informar mediante el uso del aspecto gráfico y visual.

Según ambos especialistas, la misma sirve para dar "patrones de referencia a las personas", para contextualizar una "información mayor" –como apoyo– o para contar una historia que de otra manera sería imposible o tediosa de relatar. Verbigracia, una persecución o el trayecto de un accidente

Otros puntos de vista

Otros autores, por el contrario, no utilizan el término género al momento de definir la infografía y prefieren emplear vocablos como disciplina, recurso, ilustración y representación, entre otros, para referirse a ella.

Por ejemplo, Raymond Colle (1998: 1) señala que la infografía es la disciplina del diseño gráfico orientada a la producción de unidades informativas verbo-icónicas que se llaman "preferentemente "infógrafos", aunque "quizás se imponga mejor la voz "infográficos".

En otra definición, Colle define al "infógrafo" como una unidad espacial en la cual se utiliza una combinación o mezcla de códigos icónicos y verbales para entregar una información amplia y precisa, para lo cual un discurso verbal resultaría más complejo y requeriría más espacio.

Sibila Camps y Luis Pazos (1996: 161) consideran que las infografías son ilustraciones o series de ilustraciones que explican la situación o sucesión de hechos a los que se refiere "la nota". Añaden que están complementadas por datos informativos o referenciales básicos.

Asimismo, precisan que algunas están basadas en mapas o planos y otras incluyen fotos muy reducidas. A pesar de lo dicho, Camps y Pazos distinguen las infografías de mapas, planos y gráficos, aunque sin explicar en qué consisten esas diferencias.

Para Mariano Cebrián Herreros (1998: 330-331) la infografía en periodismo aporta un conjunto de recursos para representar la comparación de cantidades mediante columnas verticales u horizontales, mediante tartas partidas en porciones acordes con los porcentajes que se deseen representar, "muestra de cifras con diversos volúmenes".

Añade que es el gran recurso de la visualización de cantidades numéricas, estadísticas y representaciones gráficas de realidades geográficas, mapas políticos y atmosféricos.

Jordi Clapers (1998: 2), jefe de infografía de El País, considera que un "infográfico" es la representación visual y secuencial de una noticia o información, ya sea un hecho, acontecimiento o tema periodístico. Entre los tipos de infografía menciona los mapas y las "gráficas de economía".

Olga Dragnic (1994: 135) sostiene que la infografía es un procedimiento computarizado para la elaboración de gráficos, mapas, datos estadísticos, ubicación geográfica y urbana y otros aspectos informativos que pueden ser representados de una forma visual.

A su juicio, un gráfico informativo no es solamente una cuestión de enfoque divertido y dibujos imaginativos. Al contrario, es una forma de comunicación que debe ser periodísticamente justificable, y al menos tan comprensible, seria y portadora de información como el texto escrito. Finalmente, ha de comunicarse no sólo en imágenes, sino también con palabras.

A juicio de Félix Pacho Reyero (1992: 20), la infografía es un tratamiento gráfico, original y novedoso de la información mediante ordenador. "Nada de una mancha indefinida o un dibujito residual, nada de un relleno decorativo ni un complemento de la noticia".

Por el contrario, según Pacho Reyero estamos, aparte de un oficio, ante una información con "personalidad propia"; delante de una versión plástica de los acontecimientos.

Para Gonzalo Peltzer (1991: 135) los infográficos o infogramas –emplea ambos términos como sinónimo– son expresiones gráficas, más o menos complejas, de informaciones cuyo contenido son hechos o acontecimientos, la explicación de cómo algo funciona o la información de cómo es una cosa.

Al intentar responder a qué se conoce como infografía, Carmen Riera (1994: 2, 5) advierte que el término genera "infinitas variaciones" y que en distintos seminarios, conferencias, clases universitarias e inclusive conversaciones personales con informadores gráficos, ha constatado que existen diferentes opiniones acerca de lo que es una infografía.

Indica que algunos la consideran un nuevo género, otros una ilustración para agradar al lector, en tanto que para una minoría es simplemente "cartografía de emergencia". Más adelante, (1994: 48) puntualiza que los términos "infográfico", "infografía" e "infografismo" se utilizan para designar toda la información gráfica.

Al final, Riera (1994: 98), basada en Peltzer, define a los "infográficos" como expresiones gráficas, más o menos complejas, de informaciones cuyo contenido son hechos o acontecimientos, la explicación de cómo algo funciona o la información de cómo es una cosa.

Empero, en otra parte de su trabajo incluye dentro del concepto todo aquello –mapas, representaciones estadísticas, organigramas y dibujos– que muestra cómo ha ocurrido un acontecimiento, con una cantidad de datos informativos concernientes al hecho o tema noticioso tratado, con el fin de permitirle al lector captar visualmente la esencia del mensaje (Riera, 1994: 48).

Peggie Stark, del Instituto Poynter, señala (En Leturia, 1998: 1) que los infográficos son una combinación de palabras y elementos visuales que explican los acontecimientos descritos en el "artículo" y sitúan a la "historia" o a sus protagonistas en un contexto determinado.

Argumentaciones a favor

Como se observa, muy pocos autores utilizan una fundamentación sólida, bien para sustentar que la infografía es un género o bien para negarlo. Para nosotros sí lo es, por cuatro razones fundamentales: 1) Tiene una estructura claramente definida; 2) Tiene una finalidad; 3) Posee marcas formales que se repiten en diferentes trabajos; y 4) Tiene sentido por sí misma.

La estructura está conformada por los siguientes elementos: a) El título; b) El texto; c) El cuerpo; d) La fuente; e) El crédito (Leturia, 1998: 6-7) .

El título debe ser directo y sintetizar el contenido de la infografía. Puede ir acompañado de un subtítulo. El título es la primera prueba de que estamos "ante una suerte de unidad informativa, con categoría propia y autónoma", dice José Manuel de Pablos.

No obstante, el especialista advierte que "el infográfico no desmerecería si se presenta sin título, como parte del apoyo de una masa literaria titulada unitariamente" (De Pablos, 1991: 82).

El texto debe ser sucinto y suministrar al lector toda la explicación necesaria para comprender lo que se muestra en la infografía. Si ésta última acompaña a un mensaje periodístico escrito –como de hecho suele suceder– no debe repetir parte de su contenido

Es una suerte de sumario, con la diferencia de que no resume un texto al que el lector se remite, sino que ofrece un compendio de hechos relevantes que únicamente se consigue dentro del marco de la infografía, generalmente debajo del título.

El cuerpo viene a ser la esencia misma de la infografía, la información visual propiamente dicha, la cual necesita información tipográfica explicativa, que normalmente va en etiquetas, cartuchos o bocadillos. Estos no emplean los contornos redondeados que envuelven los textos de los comics.

En ocasiones, los textos se pueden presentar numerados, con la idea de servir como guía para la lectura del mensaje icónico-verbal. Huelga señalar que su redacción ha de ser lo más concisa posible.

La fuente indica de dónde se ha obtenido la información que se presenta en la infografía y es muy importante, toda vez que señala el origen de la misma.

El crédito señala al autor o autores, tanto de la investigación documental como de la configuración, es decir, investigadores, artistas y, en algunos casos, los nombres de los redactores que proveen la información para hacer la infografía. Al igual que la fuente, el crédito utiliza, por lo general, una tipografía que no excede los siete puntos y se ubica en un lugar que no distraiga la atención del lector.

La finalidad fundamental de la infografía es informar, dar respuesta, en lo posible, a las 5 W y la H: quién, qué, cuándo, dónde, cómo y por qué ocurrió el hecho. Hay quienes piensan que de una infografía se pueden sacar datos para escribir una información (Leturia, 1998: 1).

La infografía tiene marcas formales que al repetirse en diferentes trabajos le han dado consistencia como género. Además del título, texto, cuerpo, fuente y crédito están las imágenes, contenidas en el cuerpo del info , según vimos anteriormente, y las cuales suelen estar conformadas por dibujos documentales .

Por vía de excepción, algunas infografías se hacen sobre la base de una o más fotografías, incluso sin que haya dibujos en el trabajo. En este orden de ideas es bueno puntualizar que para Peter Sullivan (1987: 41) la forma más simple de información gráfica es una fotografía con el añadido de una flecha o cruz para destacar algo importante.

Hemos escuchado decir que el hecho de que la infografía sea utilizada como complemento de la información escrita hace que sea más adecuado catalogarla de técnica que de género. En nuestra opinión, el argumento no tiene validez por varias razones.

En primer lugar, formas expresivas, como la caricatura, en muchas ocasiones son utilizadas para ilustrar un texto. Sin embargo, a nadie se le ocurre decir a estas alturas que ella no es un género. Otra cosa es que con frecuencia se le emplee como subgénero o complemento de un mensaje.

Todo género supone una forma de tratamiento técnico. Existen, por ejemplo, unas técnicas muy bien definidas para la entrevista, según sus diferentes modalidades, y otras para el reportaje, por sólo citar dos de los más importantes géneros del periodismo. Lejos puede decirse, entonces, que porque haya técnica no hay género.

Finalmente, la infografía, aun cuando acompañe un mensaje escrito, tiene sentido por sí misma. En otras palabras, constituye una unidad informativa, otro de los requisitos para que podamos catalogar a un trabajo de género periodístico.

De modo que ella dice y muestra la información suficiente para que se pueda comprender un hecho sin necesidad de otros soportes textuales fuera de su marco o de sus límites gráficos. Dentro de ellos sí es indispensable que aparezca la información visual y escrita precisa que permita ubicar al acontecimiento en el tiempo y en el espacio (De Pablos, 1991: 166).

Entonces, la infografía es una información compacta que presenta sólo lo necesario para hacerla comprensible a los lectores, algunos de los cuales decidirán leer o no el texto general de la información a la cual acompaña el info.

Más aún, existen infografías que se publican solas. A ellas, Julio Alonso las llama "el infográfico perfecto" y lo define como aquel que contiene todos los elementos de una noticia y, por lo mismo, es susceptible de publicarse solo.

Raymond Colle (1998: 1) coincide con los anteriores planteamientos cuando señala que la infografía ha dado nacimiento a un nuevo tipo de "discurso" que, si está bien construido, mezcla texto e imagen en una unidad de espacio autosuficiente en su capacidad de informar.

En otras palabras, precisa, un buen info debe informar en forma sintética sin necesidad de que el lector tenga que recurrir a un texto "ajeno", vale decir, al relato periodístico. "Esto, por cierto –puntualiza–, es un ideal que no siempre se cumple".

A pesar de lo dicho, existen ejemplos de infografías autónomas, difundidas sin fines ilustrativos o complementarios. Entre ellas están las llamadas megainfografías, muy en boga durante la guerra del Golfo y los Juegos Olímpicos de Barcelona ´92, y utilizadas desde hace algunos años en muchos diarios y revistas de todo el orbe.

.

La opinión de los profesionales en ejercicio

Pero, ¿es la infografía un género periodístico? A continuación presentaremos los resultados de una investigación de campo, efectuada entre diagramadores o diseñadores gráficos de diversos medios de la capital de Venezuela.

Objetivos:

• Determinar, de acuerdo con el criterio de un grupo de profesionales en ejercicio, si la infografía es un género periodístico

• Conocer los argumentos que fundamentan sus puntos de vista

Metodología:

Para indagar en los objetivos antes planteado se realizó una encuesta calificada entre 40 diagramadores de El Nacional, El Universal, Ultimas Noticias, Bloque De Armas, El Globo, TalCual, y Así es la Noticia, cuyos elementos básicos definimos a continuación:

Universo en estudio y tamaño de la muestra

El universo en estudio estuvo constituido por el conjunto de diagramadores o diseñadores que trabajan en diferentes publicaciones de la capital. Al ser un universo reducido, no se tomó ninguna muestra, sino que se encuestó a todos aquellos que mostraron disposición para colaborar. Se seleccionaron diagramadores o diseñadores por considerar, de acuerdo con la teoría, que sus puntos de vista debían ser más neutrales hacia el tema que las de otros profesionales en ejercicio.

Instrumento de medición y técnica de recolección de datos

El instrumento de medición de la investigación estuvo constituido por dos preguntas estructuradas abiertas mientras que la recolección de datos fue llevada a cabo por alumnos de nuestro seminario sobre Periodismo Iconográfico, entre abril y mayo de 2001 .

Técnica de análisis

Al estar conformado el cuestionario por únicamente dos preguntas, ser relativamente reducido el número de diagramadores o diseñadores, y ser abiertas las interrogantes, optamos por presentar las respuestas detalladas de los encuestados a cada pregunta. Luego se extraen las conclusiones más significativas, tomando en cuenta las consideraciones teóricas previas.

Resultados

El Nacional

Tres de cinco diagramadores de El Nacional opinan que la infografía es un género periodístico y no sólo un complemento de la información escrita que presentan los periódicos.

Elio Romantini piensa que la infografía sí debe ser considerada como un género periodístico ya que, de alguna manera, es una información completa per se. "Una infografía es un género periodístico, ya que une individualmente todos los atributos de una información periodística; de por sí responde a todas las preguntas informativas. Puede darle al lector toda la información que necesita para comprender una serie de datos, incluso mejor de lo que haría una noticia u otro género".

Agrega Romantini que una infografía presenta por sí sola una serie de aspectos que están inmersos en la noticia, unidos a una descripción detallada, representada por la parte gráfica o ilustrada: "Sola, la infografía expresa información que va más allá de la simple exposición de un grupo de datos".

La opinión de Romantini es compartida por Laura Tirado, quien agrega que la infografía es un nuevo género periodístico, porque informa con elementos gráficos o ilustrativos. "La infografía no es una decoración que se agrega a una noticia; es una descripción detallada, formada por ilustración y texto, que permite una mayor comprensión de un proceso o hecho cuando se carece de fotos y, aunque hubiese fotos, la infografía en muchos casos explica mejor que cualquier otro género".

Según Tirado, así como hay unas claves para otros géneros, herramientas para hacer entrevistas, crónicas o reseñas, por ejemplo, también hay herramientas para hacer infografías. "Ésta tiene sus propias reglas, herramientas y estructura definida y tiene a su vez un uso particular; así como los demás géneros se utilizan de acuerdo con el tema que se desarrolla, la infografía permite quizás ahondar en aspectos de hechos o procesos que de otra forma serían casi imposibles de explicar, por lo menos de una forma que el público lector lo comprenda y lo asimile. Entonces, sin duda, es un género periodístico".

Víctor Hugo Rodríguez piensa que la infografía es un elemento que da información completa por sí solo: "No debe ser considerada en ningún momento como una forma de sólo ilustrar un trabajo, sino lo contrario, de explicar por completo una información. Todas estas características le dan orden de género periodístico.

Asimismo, Rodríguez indica que, al principio, la infografía no era muy aceptada por los que trabajan en el medio periodístico, pero que ahora comenzó a recibir aceptación dentro de éste, debido a que se ha convertido en una parte necesaria dentro de la estructura de un periódico. "Tan es así que hoy mucha gente que es egresada de las escuelas de comunicación social están trabajando dentro del género de la infografía, ya que los periódicos la han adoptado como una de las modificaciones para atraer al público, cada vez más absorbido por los medios más tecnológicos".

Vladimir Ortega difiere de sus colegas. Para él, la infografía no debe ser considerada como un género periodístico, sino como un instrumento que se utiliza para ampliar un aspecto de otros géneros como la noticia, el reportaje y la reseña, entre otros.

"Creo que la infografía es más bien un recurso periodístico; es un nuevo recurso visual donde se combinan información más ilustración con contenido informativo. Pero decir que es un nuevo género periodístico me parece exagerado. Es como decir que el programa de diseño es un nuevo género periodístico. La infografía es un instrumento para hacer un periódico; tampoco es ilustración. Forma parte de una información descriptiva ilustrada", puntualiza Ortega.

Mientras, Miriam Cañas considera que se sobrestima a la infografía cuando se le considera un género periodístico. "Es más bien un auxiliar del periodismo, es una herramienta que éste utiliza, quizás para informar mejor. Por lo menos se utiliza previa discusión con el redactor, que sale a la calle, busca la información, y se elabora toda la idea que se quiere desarrollar. Yo no la consideraría un género periodístico; la considero una herramienta para facilitar al lector la mayor comprensión de la información".

El Universal

La mayor parte de los diseñadores de El Universal considera que la infografía es un género periodístico. Julieta Peña dice que se podría considerar como tal porque ella, como su nombre lo indica, tiene dos elementos: la parte iconográfica y la parte lingüística.

"Entonces, lo que se trata es de transmitir la información a través de muy pocos elementos, algo que sea informativo a los ojos, sobre todo de los nuevos lectores que tienen poco tiempo para revisar un periódico, y detallar una información".

Añade que una infografía bien elaborada habla por sí sola. "Dentro de una infografía puedes tener fotografía, dibujos e imágenes. Pero si a la vez está acompañada de la parte lingüística, es decir las letritas, una cosa unida con la otra te transmite un mensaje más directo en cualquier idioma".

Para Verónica da Costa, la infografía es un género periodístico porque "tú le estás haciendo servicio a la comunidad, explicándole una información de manera que entienda mejor lo que está buscando, y comprenda un problema noticioso actual".

Precisó Da Costa que no se puede entender como un género solamente lo que es escrito. "La idea es apoyar una cosa con la otra. Una infografía puede apoyar a una noticia escrita y claro que puede estar por sí sola, pero generalmente va acompañada. En la infografía, lo ideal es que ella sea independiente del texto; que tú le des otra mirada desde otra óptica..."

Alejandra González considera que las características de la infografía hacen que ella, por sí misma, sea noticia. "En muchos casos es utilizada simplemente como un apoyo gráfico, como una cosa que hace que el lector pare la vista y diga: "Ay, qué chévere", como si fuese una fotografía".

A pesar de esto, González cree que la infografía sí es un género periodístico porque sus características son muy específicas. "Es un género exacto como ninguno y que ayuda al lector en muchas formas a entender cosas que se las puedes colocar en diez páginas, pero si no se lo muestras no lo va a entender. Es un género creado para dar información muy dura de manera agradable y comprensible para el lector. Para mí, es un género que tiene muchos elementos artísticos..."

Mauricio González dice que una infografía podría dar completamente una noticia. "Estamos en un mundo de imágenes y una imagen dice más que mil palabras; esa es la frase típica que vas a escuchar por allí. La infografía también te comunica algo, te narra una historia y eso es básicamente un género: las formas de narrar una historia".

Roxana Espinel considera la infografía como un nuevo género periodístico, razón por la cual aún carece de algunas cosas, como la cultura visual de los profesionales de la información escrita. "Es decir, los profesionales de la comunicación escrita deben ser capacitados para realizar bocetos aptos a ser pasados a infógrafos y así sentar las bases para que la infografía pueda convertirse en un género periodístico tan reconocido como la noticia o el reportaje..."

Igdee Aguilar afirmó que la infografía debe ser considerada un género periodístico de tanta utilidad como los demás y estar dotada de varias características para que el mensaje a transmitirse sea entendido. Entre ellas mencionó la sencillez, para que sean fácilmente comprensibles para el lector, por medio de la combinación de imágenes y tipografía.

"Los gráficos deben ser suficientemente buenos para explicarse por sí mismos, por lo que no deben utilizarse pies explicativos; de lo contrario no merecerían ser llamados gráficos informativos".

Aguilar explica que el empleo de imágenes se utiliza muchas veces como elemento suplementario para completar una información, "sin embargo, en muchos casos estos gráficos se convierten en el elemento esencial de esa información por su valor didáctico para el lector". Por esa razón, esta diseñadora asegura que la infografía es un género periodístico, pero que utiliza otras herramientas para comunicar algún hecho.

Mientras, Abraham Sánchez también asegura que la infografía es un género periodístico, aunque no nuevo, ya que se ha estado practicando desde hace muchos años, incluso antes de la utilización de la computadora. "Antes eran los mismos montadores los que realizaban gráficos (...), por ello la infografía como género ha existido desde siempre, porque existen datos que no se pueden expresar solo con palabras".

A manera de disidencia, Héctor Vivas no considera a la infografía como un género dentro de lo que es el periodismo tradicional, pero asegura que sí pertenece al nuevo periodismo, debido a la evolución que han tomado los medios impresos que se inclinan más hacia la imagen. "La tendencia es más hacia el grafismo, menos texto, porque la infografía ha cobrado tanta importancia como la fotografía".

Ultimas Noticias

Por unanimidad, los diagramadores de Ultimas Noticias consideran la infografía como un género periodístico. Para Carmen Riera, la infografía es "clara y rotundamente" un género periodístico. "¿Por qué? Porque contiene información; no es un dibujo, no es un producto de la tecnología (...) Es un género periodístico porque responde a las preguntas qué, quién, cómo, cuándo y dónde, tiene un título, un sumario y una fuente".

Aclara Riera que la infografía no es un cómic, porque éste es producto de la imaginación de un ilustrador. "Si bien aquí hay ilustración, tiene que reflejar un acontecimiento, algo que de verdad sucede, sucederá o sucedió. Además, ella por sí misma debe decir algo, no debe depender del texto. Sí complementa la información que está en el texto, pero ella vale sin la ayuda del texto, ya que ella da información; si no la infografía está mal planteada y no cumple su función como tal".

Kaith Holmuuist considera que la infografía es un género periodístico "porque hay todo un estudio del tema que se esté trabajando. Entonces existen los infógrafos que son comunicadores sociales y no diseñadores gráficos solamente, porque la infografía se saca del tema o la nota donde se resaltan los hechos noticiosos".

Yolibeth Castro también considera que la infografía es un género periodístico, pero que además es una mezcla entre el periodismo y el diseño gráfico. "Por eso es muy importante que cada infógrafo tenga mucho conocimiento de diseño gráfico, o sea diseñador gráfico y además periodista, porque como infógrafo tienes que saber muy bien lo que vas a decir. Tienes que valorar las noticias; tienes que, incluso, ir a cubrir las pautas..."

A juicio de Sonia Pimentel, la infografía es un género periodístico, "a pesar de que aquí no sea considerada como tal, y es un género periodístico porque te dice lo que está pasando en poco texto". Wendy Castro también se inclina por considerar la infografía como un género, "porque una sola infografía en una página te puede expresar mucho que no te lo expresa ni la fotografía, ni una parte del texto noticioso. Se pueden decir todos los elementos contenidos en una noticia, con gráficos y textos dentro de una misma infografía".

Ernesto Parra y Francisco Romero coinciden con sus compañeros. Parra considera que la infografía no sólo es un género periodístico, sino que su elaboración debe quedar reservada a los profesionales de la comunicación social puesto que sus elementos cumplen la misma función de la noticia. Para Romero, la infografía es un género periodístico porque cuando está bien elaborada "habla por sí sola".

Finalmente, Irma Naranjo y Adriana Acosta también se pronunciaron a favor de considerar la infografía un género periodístico. Naranjo opinó que ella es independiente del resto de los elementos informativos y ofrece por sí misma suficiente contenido como para ser considerada como tal. Explicó que tiene características propias y específicas que requieren de un tratamiento distinto al del resto de los géneros.

No obstante, hizo la salvedad de que este criterio se aplica sólo a las infografías bien concebidas, ya que muchas veces se utilizan recursos gráficos para ilustrar o rellenar, que no tienen un sentido completo y no gozan del mismo valor periodístico. Finalmente, para Acosta resulta evidente que se considere la infografía como un género periodístico, porque en ella se informa "o se resume una información"

Publicaciones diarias del Bloque De Armas

Al igual que en Ultimas Noticias, en las publicaciones diarias del Bloque De Armas sus diagramadores piensan, al unísono, que la infografía es un género periodístico. Nelson Padilla, diagramador de Meridiano y de Abril, opina que es absurdo no considerar esta modalidad como tal sólo porque nació derivada de la información escrita. "En un principio, la infografía se ubicaba como un complemento de la noticia, la reseña, etcétera, pero con el paso del tiempo fue ganando terreno y se consolidó como género. En la actualidad puedes ver, en los periódicos, infografías independientes".

Añade Padilla que una de las características de los géneros es la respuesta a las 5 W H y la infografía, "en cierto modo, las responde. Además, tiene el atributo de informar y eso la completa como género", puntualiza. "Es uno de los géneros más novedosos e interesantes que se han concebido en el siglo XX", expresa Carlos Sánchez, jefe del Departamento de Diagramación del diario Abril.

Asimismo, Sánchez explica que los géneros son una forma de representar información, la cual requiere de una metodología determinada en la que entran la recolección de datos, la jerarquización y la difusión como factores fundamentales. Para él, la infografía cumple con estos requisitos y, en consecuencia, se debe considerar como un género más del periodismo".

"La infografía necesita de un estudio previo para poder ser realizada. Se debe tener un conocimiento previo de lo que vas a informar, es decir, hay que plantearse una metodología de trabajo como en cualquier otro género que busca transmitir una noticia. Esto la hace un género".

Para algunos diagramadores, como Mirco Itza, de 2001, la condición de género de la infografía se le atribuye debido a su cualidad informadora y su originalidad en el uso de gráficos para hacerla. Pablo Salazar, también diagramador del citado diario, expresa que la mejor manera de transmitir un mensaje efectivo en la actualidad, cuando vivimos en una sociedad ajetreada y sin tiempo para hojear el periódico, es a través de la infografía.

Añade que la infografía combina elementos icónicos con breves textos para comunicar algo, además de usar técnicas como la graficación y el dibujo para transmitir su mensaje. "Justo lo dice el nombre de infografía: te informa a través de gráficos. Por ello, puedes comunicar a través de ella muchísimas cosas que, de repente, no pudieses expresar bien con otros géneros".

Tanto Itza como Salazar coinciden en que el atributo de género periodístico se lo da su función informadora y su libertad, ya que la infografía puede fácilmente informar por sí sola, sin necesidad de ir acompañando a una noticia.

Aun cuando Cruz Bandrés, diagramadora de 2001, no señala directamente que la infografía es un género, sí lo hace de manera implícita. "En la infografía tienes una información con gráficas, que son bien explícitas y te dan una idea grande de lo que quieres expresar. No hacen falta textos largos ... ella resume todo".

El Globo

En el diario El Globo, la mayoría de sus diagramadores considera que la infografía no es un género periodístico. Uno de ellos, quien no se identificó, considera que la infografía necesita el texto para poder tener un contenido "ya sea opinático o informativo. De manera aislada no tendría valor suficiente. Creo que es como la fotografía, que en (algunos) momentos no necesita palabras".

Zulay Capriles es muy parca. Para ella, la infografía es sólo una modalidad para ilustrar informaciones. Otro diagramador, que tampoco dio su nombre, piensa que la infografía no es un género, ya que sin el texto "no tiene base. O sea, una ilustración puede tener diferentes significados. Por lo tanto, el texto y el periodista es (sic) muy importante".

A juicio de Alcides Castro, los géneros son bien conocidos y definidos. "La infografía forma parte o se utiliza como un recurso gráfico, nada más". Por último, otro diagramador sin identificar considera que la infografía sí es un género. "Una gráfica refleja un hecho o situación que forma parte, o es, la realidad. Un acontecimiento puede ser mostrado en gráficas y el individuo es capaz de imaginar o reconstruir los escenarios reales según el punto de vista u óptica del asunto que se trate".

TalCual

En esta publicación, el personal vinculado al Departamento de Diagramación tiene puntos divergentes sobre el tema . "No creo que pueda considerarse la infografía como un género periodístico. Yo creo que, evidentemente, tiene elementos informativos utilizados para ilustrar, resumir e impactar mejor al lector en cualquier tipo de información. En un reportaje hay infografía, sin significar que sea un género distinto al reportaje. En una entrevista puede haber infografía, entonces es un complemento de los géneros periodísticos, con mucha fuerza, pero no creo que llegue a convertirse en un género por sí solo...", opina Eduardo Orozco.

Añade Orozco que pocas veces la infografía puede explicarlo todo. Por lo tanto, ve en la categorización de la misma como género una "exageración de su importancia, sobre todo a la luz de los géneros consagrados". Admite que probablemente sea muy ortodoxo pero sostiene que "a diferencia de los géneros consagrados como la noticia, la entrevista o el reportaje, que pueden funcionar solos –aunque se complementan siempre dentro de la pauta general de un periódico–, la infografía no está todavía preparada para actuar con autonomía".

Adriana del Nogal se pone del lado de Orozco, aunque sin fundamentar tanto su criterio: "Menos que un género, es un recurso de la informática aplicado al periodismo; simplemente es una forma novedosa y atractiva de presentar datos". Para Sheyla Benoliel, la infografía debe ser un recurso utilizable según la importancia y despliegue de la noticia.

En ese sentido, asevera que será un género periodístico siempre y cuando se trate "bajo el parámetro de ampliarle gráficamente la información al lector, para lo cual debe responder a los mismos cuestionamientos que dan consistencia a la noticia".

Por último, Claudia Jiménez apoya la idea según la cual la infografía es un género porque "da información clara, precisa, rápida. Su función es informar, no es una cosa decorativa. Lamenta que generalmente se use como complemento o ampliación de un tema, pues piensa que sí puede presentarse sola en los periódicos impresos, tal y como se está utilizando en los de la Web. "Allí, con el apoyo de la animación es más comprensible la noticia".

Así es la Noticia

En Así es la Noticia, los puntos de vista de los diagramadores sobre el tema también difirieron. Nadín Bahamondes asegura que la infografía no es un género periodístico, porque "es sólo un recurso que de alguna manera se usa para clarificar y difundir mejor una información, la cual puede estar escrita de acuerdo a las características de determinado género periodístico, bien sea un reportaje, una noticia o una encuesta".

A pesar considerar la infografía como un recurso para presentar mejor la información, Bahamondes admitió que suele ser más "explícita" y "específica" que un gráfico o una ilustración. "La infografía la puedes usar en una crónica: puedes hablar de los viajes de Colón y apoyarte en una infografía, pero no más de allí. No te va a servir como si fuera texto, porque no reúne todas las características del mismo".

La diseñadora finalizó diciendo que si se considera la infografía como género periodístico habría que considerar a la fotografía y a las ilustraciones como tal también.

Entre tanto, Orlando Luna señaló, en primer lugar, que para él los géneros se han diluido; se han vuelto híbridos. Bajo esa premisa puntualizó que "lo que yo creo es que la infografía es una nueva forma, no sé si será un género, de presentar una información: Puede ser una noticia pero presentada en forma gráfica".

Luna subrayó que lo realmente importante en lo que se refiere a la infografía no debería ser el debate en cuanto a si es o no un género periodístico. Por el contrario, dijo que eso no era más que un problema académico. Para él, lo realmente importante es la aplicación de la misma en las diferentes formas del periodismo.

Leonardo Aranda sostuvo que la infografía es parte fundamental en el trabajo periodístico. "Hoy, todos los medios utilizan la infografía para difundir una información de una manera más breve y más veraz. Por eso considero que es un género".

De la misma manera, Jesús Carrasco dijo que para él la infografía es un genero periodístico "porque informa". Consideró que es una manera de informar que cuenta con las características de los géneros informativos, razón que según él la hace apta para ser considerada como un género aparte, como la noticia o la reseña.

Conclusiones

• Más de las dos terceras partes de los diagramadores –29 de 40– de los diarios capitalinos considera que la infografía es un género periodístico

• Los diagramadores consultados mencionaron –entre todos– las cuatro razones señaladas en las consideraciones teóricas para considerar la infografía como un género, vale decir, estructura claramente definida, finalidad, marcas formales que se repiten en diferentes trabajos y sentido por sí misma

• No obstante, pocos hicieron referencia a más de uno de esos elementos al momento de fundamentar su punto de vista

• El argumento más empleado para considerar la infografía como un género –nueve diagramadores lo mencionaron– es que tiene sentido por sí misma

• Otro argumento muy utilizado –siete diagramadores hicieron referencia a él– fue el relativo a su carácter informativo (finalidad) a través de la respuesta a las 5 W + H

• La estructura fue mencionada apenas por dos de los encuestados, al igual que las características propias (marcas formales)

• Cinco de los consultados no utilizaron argumentos que fundamentasen sus puntos de vista.

• La misma cantidad –en conjunto– utilizó argumentos discutibles para catalogar la infografía como género, concretamente su exactitud originalidad, el hecho de que los infógrafos son comunicadores, y que "dice lo que pasa" en poco texto

• Un argumento interesante mencionado por uno de los diagramadores, y que no aparece en la teoría sobre la infografía, es que ésta es un género porque utiliza una metodología determinada que incluye recolección de datos, jerarquización y difusión

• De los once diagramadores que no consideraron la infografía como un género, cuatro utilizaron el argumento de que es un recurso

• En una línea de pensamiento similar, tres señalaron que es un instrumento para ampliar o complementar otros géneros

• Tres señalaron que es exagerado considerarla un género y dos que no podía ubicarse como tal porque "necesita texto".

• Un diagramador dijo que habría que considerar a la fotografías y a las ilustraciones como géneros, otro señaló que estos "se han diluido", y uno más dijo que no puede ser un género porque "pocas veces puede explicarlo todo".

• Finalmente, uno consideró que es una modalidad de ilustración, otro que es una nueva "forma" de presentar la información y un tercero no argumentó su posición sobre el tema

REFERENCIAS

ALONSO, Julio (1998). Grafía. El trabajo en un agencia de prensa especializada en infográficos, en Revista Latina de Comunicación Social. Número 8. Agosto de 1998. La Laguna.Tenerife. URL: http://www.ull.es/publicaciones/latina/a/49inf6.htm

CAMPS, Sibila y Luis Pazos (1994). Así se hace periodismo. Manual práctico del periodista gráfico. Paidós. Estudios de Comunicación. Buenos Aires, Barcelona, México

CASASÚS, Josep María y Luis Núñez Ladevéze (1991). Estilo y géneros periodísticos. Ariel Comunicación. Barcelona

CEBRIÁN HERREROS, Mariano (1998). Información audiovisual. Concepto, técnica, expresión y aplicaciones. Editorial Síntesis. Periodismo. Madrid.

CLAPERS, Jordi (1998). Los gráficos, desde fuera de la redacción, en Revista Latina de Comunicación Social. Número 9.Septiembre de 1998. La Laguna. Tenerife. URL: http://www.ull.es/publicaciones/latina/a/36infojordi.htm

COLLE; Raymond (1998). Estilos o tipos de infógrafos, en Revista Latina de Comunicación Social. Número 12. Diciembre de 1998. La Laguna. Tenerife. URL: http://www.ull.es/publicaciones/latina/a/02mcolle.htm

DE PABLOS, José (1991). La infografía, el nuevo género periodístico en Estudios sobre tecnología de la información. Editorial Sanz y Torres. Madrid

--------------------------. (1992). Infoperiodismo, paradigma de periodismo visual impreso, en Estudios de Periodismo. Facultad de Ciencias de la Información y Departamento de Periodismo. Universidad de La Laguna. Tenerife. Islas Canarias

---------------------------. (1993a). Hacia un periodismo visual. Nuevas concepciones y formación para la prensa diaria, en Suplemento de la revista Telos. Número 33. Marzo-mayo, 1993. Madrid

---------------------------.(1993b). Vocabulario técnico recomendado. Curso de verano de la Universidad de La Laguna, 19 de julio de 1993. Adeje (mimeografiado)

--------------------------- (1998). Siempre ha habido infografía, en Revista Latina de Comunicación Social. Número 5. Mayo de 1998. La Laguna. Tenerife. URL: http://www.ull.es/publicaciones/latina/a/88depablos.htm

DRAGNIC, Ola (1994). Diccionario de comunicación social. Editorial Panapo. Caracas

LETURIA, Elio (1998). ¿Qué es infografía?, en Revista Latina de Comunicación Social. Abril de 1998. Número 4. La Laguna. Tenerife. URL: http://www. ull.es/publicaciones/latina

MARTÍNEZ, Maigualida (compiladora) (1998). Seminario de Periodismo Contemporáneo. 16 al 25 de agosto de 1995. Fundación Andrés Mata. Caracas (mimeografiado).

PACHO REYERO, Félix (1992). Dimensiones informativas de la infografía, en La imagen en la prensa. Publicación de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE). Número 17. Madrid

PELTZER, Gonzalo (1991). Periodismo iconográfico. Ediciones Rialp. Madrid

RIERA, Carmen (1994). La infografía en los periódicos. Evolución, descripción y clasificación de los gráficos informativos en la prensa contemporánea. Universidad Central de Venezuela. Facultad de Humanidades y Educación. Escuela de Comunicación Social. Caracas

ROMERO, Adriana (1996). La infografía, como nuevo género periodístico. Universidad Católica Andrés Bello. Facultad de Humanidades y Educación. Escuela de Comunicación Social. Caracas

SULLIVAN, Peter (1987). Newspaper Graphics. IFRA Publications Department. Darmstadt. Germany

Notas del editor de Latina:

1 - En la biblioweb de Latina (ver portada) se encuentran numerosos artículos sobre esta materia.

2 - Se recomienda, igualmente, el primer libro sobre esta materia editado en lengua española, "Infoperiodismo / El periodista, como creador de infografía” (José Manuel de Pablos, 1999, Madrid, Editorial Síntesis, ISBN: 84-7738-656-0 / http://www.sintesis.com/)


FORMA DE CITAR ESTE TRABAJO EN BIBLIOGRAFÍAS:

Abreu Sojo, Carlos (2002): ¿Es la infografía un género periodístico? - Revista Latina de Comunicación Social, 51. Recuperado el x de xxxx de 200x de: http://www.ull.es/publicaciones/latina/2002abreujunio5101.htm