logo
Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias
Buscar

Resúmenes de conferencias

Lunes 23 de enero.

"Enfermedades transmitidas por artrópodos en animales de compañía".

Guadalupe Miró Corrales. Departamento de Sanidad Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid. Madrid.

La epidemiología de las enfermedades vectoriales o enfermedades transmitidas por artrópodos vectores de diferentes patógenos, principalmente parásitos, bacterias y virus está sufriendo importantes cambios en Europa y en el mundo debidos a la globalización. El calentamiento y los movimientos de animales de zonas endémicas de estos procesos a zonas no endémicas y viceversa son las principales causas implicadas en esta nueva situación.

Revisaremos las principales enfermedades vectoriales que afectan al perro y al gato, haciendo especial hincapié en la leishmaniosis que es la más importante, por su carácter zoonósico y por su importancia clínica en medicina de pequeños animales. Otras enfermedades que cabe resaltar son la dirofilariosis, la babesiosis y la hepatozoonosis.

La leishmaniosis canina, transmitida por la picadura de mosquitos flebotominos es una enfermedad endémica en toda la península ibérica y en las Islas Baleares (con prevalencias que pueden superar el 20%, como en Ibiza), no habiéndose declarado casos autóctonos, hasta el momento, en las Islas Canarias. El control de esta enfermedad exige la detección precoz de los animales infectados, y el tratamiento específico, únicamente de los animales enfermos, mediante el uso de leishmanicidas (antimoniales principalmente, por vía subcutánea) combinados con alopurinol (leishmaniostático oral, de gran eficacia en tratamientos prolongados). Actualmente se barajan otras alternativas de nueva presentación como la miltefosina (administrada por vía oral) que ha demostrado en ensayos clínicos multicéntricos una eficacia similar a la de los antimoniales y una ausencia total de toxicidad renal. Las medidas preventivas son imprescindibles mediante la lucha antivectorial en el hábitat (control de vectores) como en el perro mediante el uso de insecticidas a base de piretroides sintéticos (en forma de collares, pipetas o pulverizaciones). El desarrollo de vacunas en manos de importantes grupos de investigación, tanto españoles como extranjeros, ha dado sus frutos muy recientemente y es previsible que se puedan aplicar en un futuro próximo en España. Además cabe resaltar los casos declarados en la última década de leishmaniosis en el gato que se puede considerar un nuevo reservorio aunque su papel epidemiológico esté aún por clarificar.

La dirofilariosis canina y felina es una enfermedad vectorial transmitida por la picadura de mosquítos culícidos con una mayor endemicidad en toda la Cuenca Mediterránea, incluyendo las Islas Baleares y las Islas Canarias. En la actualidad se ha avanzado en el desarrollo de eficaces métodos de diagnóstico que permiten detectar los animales enfermos que pueden padecer cuadros clínicos de diversa consideración pero que en algunos casos son muy graves, e incluso irreversibles. El tratamiento específico es la melarsamina sódica con diferentes posologías dependiendo del grado de afección. Las medidas preventivas se basan en el uso de microfilaricidas como ivermectina, selamectina, milbemicina, y moxidectina, principalmente, que en áreas endémicas deben administrarse mensualmente durante todo el periodo de actividad de los mosquitos vectores.

La babesiosis canina y felina sigue siendo una enfermedad más restringida a zonas húmedas y frías, como es toda la cornisa cantábrica, donde son más prevalentes garrapatas pertenecientes a los géneros Dermacentor e Ixodes (considerados vectores habituales de Babesia canis y la nueva especia Babesia -Theileria- annae). Pero también se dan casos en otras regiones como Extremadura, Castilla La Mancha, Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, etc.. donde es más prevalente en perros de caza o en colectividades caninas y la garrapata implicada más frecuente es Rhipicephalus sanguineus. Los cuadros anemizantes en animales jóvenes pueden ser graves si no se instaura el tratamiento específico adecuado a base de dipropionato de imidocarb. En los casos detectados de infección por la nueva especie B. (Th) annae se han descrito cuadros graves con insuficiencia renal en los que los tratamientos convencionales son escasamente eficaces y en los que se han probados otros principios activos como buparvaquona, atavaquona, y azytromicina, principalmente. La profilaxis de la babesiosis implica un buen control de las garrapatas mediante el uso de acaricidas (piretrinas, fipronil, selamectina, metaflumizona, piriprol, etc..)

Por último la hepatozoonosis es una enfermedad producida por Hepatozoon canis en nuestras latitudes, parásito oportunista que normalmente coinfecta con alguno de los anteriormente citados pero que puede causar por sí mismo cuadros graves de hipertermia y trastornos locomotores. El tratamiento y profilaxis es el mismo que el de la babesiosis.

Finalmente, es preciso resaltar que estas enfermedades vectoriales en el perro y en el gato pueden presentarse de forma única o en coinfecciones con otros patógenos (principalmente bacterias como ehrliquiosis), dado el carácter de inmunocompromiso de los patógenos que las producen, especialmente Leishmania infantum. Por ello, es imprescindible realizar un adecuado diagnóstico específico y diferencial para evaluar siempre al perro enfermo y asegurarnos de si padece coinfecciones o enfermedades subyacentes que impidan una buena evolución al tratamiento.
 



“Zoonosis transmitidas por artrópodos a partir de Micromamíferos”.

Pilar Foronda Rodríguez. Laboratorio de Parasitología. Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias. Universidad de La Laguna. Santa Cruz de Tenerife.

Los Micromamíferos son hospedadores de una gran cantidad de patógenos, algunos de los cuales son transmisibles a humanos y animales domésticos. De estos patógenos, determinadas especies necesitan hospedadores intermediarios para completar su ciclo biológico, y en algunos casos, los artrópodos son los implicados en estos ciclos. Como ejemplos de ellos, se encuentran las especies Angiostrongylus cantonensis (Nematoda), Hymenolepis diminuta, Rodentolepis fraterna, (Cestoda), Monoliformis moniliformis (Acantocephala), y Coxiella burneti (Bacteria), todos ellos de importancia en Salud Pública. En concreto, A. cantonensis es causante de meningitis eosinófila y en los casos más graves puede ser fatal. La infección por M. moniliformis es dolorosa y se puede complicar con infecciones bacterianas secundarias, peritonitis, hemorragia, etc. Aunque las infecciones por H. diminuta son raras o limitadas, pueden causar enfermedad severa en individuos inmunosuprimidos. Rodentolepis nana es el cestodo más común citado en humanos, y en pacientes inmunocoprometidos puede ser letal. Finalmente, C. burnetii es el patógeno responsable de la fiebre Q, y produce daños cardíacos, siendo la miocarditis la causa más importante de muerte por este patógeno. En Canarias, estas especies han sido detectadas recientemente en roedores silvestres y peridomésticos, implicando un riesgo potencial de transmisión a humanos.
 



“Métodos de muestreos de artrópodos de interés sanitario”.

Rosario Melero-Alcíbar. Laboratorio de Entomología Médica del Servicio de Parasitología, Centro Nacional de Microbiología, Instituto de Salud Carlos III. Madrid.

Un buen trabajo en epidemiología vectorial implica un trabajo metodológico de toma de muestras lo bastante profundo para poder establecer la presencia del vector, describir su distribución, sus densidades y variabilidad con el fin de poder detectar precozmente y en su caso actuar eficazmente en el control de la enfermedad que transmite. En esta charla se repasan los distintos métodos de muestreo, analizando los pros y contras de cada uno de ellos.
 

Martes 24 de enero.

“Mosquitos (Diptera: Culicidae) Características morfológicas. Biología de las especies españolas”.

Rosario Melero-Alcíbar Laboratorio de Entomología Médica del Servicio de Parasitología, Centro Nacional de Microbiología, Instituto de Salud Carlos III. Madrid.

Los mosquitos (díptera: Culicidae) representan el grupo de insectos con una mayor implicación en la transmisión de enfermedades parasitarias a nivel mundial: Paludismo, dengue, dirofilariosis,…virosis. En esta charla se profundizará en el estudio de las características morfológicas que ayudarán a la identificación de los géneros más importantes desde el punto de vista sanitario, así como los datos básicos de su biología.

 

“Flebotomos (Diptera: Phlebotominae). Características morfológicas. Biología de las especies españolas”.

Rosa Gávez Esteban. Departamento de Sanidad Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid. Madrid.

Los vectores de las diferentes especies de Leishmania son única y exclusivamente las hembras de los flebotomos. Se trata de dípteros nematóceros pertenecientes a la subfamilia Phlebotominae. Los vectores probados de Leishmania infantum en España son Phlebotomus perniciosus y P. ariasi, donde P. perniciosus predomina en las zonas áridas o semi-áridas y P. ariasi queda restringido a regiones húmedas y templadas. En España, P. perniciosus es sin duda la principal especie reconocida como vectora de la infección por L. infantum tanto en el perro como en el ser humano, protagonismo que comparte de forma puntual con P. ariasi en focos septentrionales de la Península Ibérica y a cotas elevadas.

 

“Otras familias de dípteros (Diptera) de interés sanitario. Características morfológicas. Biología de las especies españolas”.

Mª Cristina Pou Barreto. Laboratorio de Parasitología. Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias. Universidad de La Laguna. Santa Cruz de Tenerife.

En el orden díptero (di, dos; pteron, alas) se incluyen unas 150.000 especies descritas. Es un grupo de gran importancia económica: algunas de las enfermedades más graves, tales como la malaria, la elefantiasis, la enfermedad del sueño, el dengue, la fiebre amarilla,…. son transmitidas al hombre por dípteros hematófagos, también algunos dípteros pueden transportar patógenos de forma mecánica, contaminando los alimentos, y las larvas de algunos dípteros producen miasis en los animales o en el hombre, o afectan a los cultivos.
Los dípteros se dividen en tres Subórdenes, Nematocera, Brachycera y Cyclorrapha, siendo los dos últimos tratados en esta conferencia. Hablaremos de aquellos aspectos de su morfología claves en la identificación y conoceremos su biología, lo cual es de vital importancia a la hora de establecer medidas de control eficaces, destacando especies de importancia sanitaria descritas en España.

 

“Sistemas de Vigilancia y seguimiento de artrópodos vectores de enfermedades en España”.

Javier Lucientes Curdi. Departamento de Patología Animal. Facultad de Veterinaria. Universidad de Zaragoza. Zaragoza.

En los últimos años se ha producido un incremento en la aparición de enfermedades emergentes de transmisión vectorial (Usutu, Enfermedad de Pagosta,…) y la presencia en España y en Europa de enfermedades que había sido previamente erradicadas (Malaria, Dengue) o de enfermedades tropicales que era impensable o difícil que pudieran llegar a nuestros países (Chikungunya, Fiebre del Nilo Occidental). La característica de todas ellas es que son enfermedades transmitidas por artrópodos, la mayoría por dípteros hematófagos. En Sanidad Animal la situación es similar con la aparición de enfermedades de gran importancia sanitaria y económica como la Peste Equina Africana, Lengua Azul, Fiebre de Crimea Congo, virus Schmallenberg o el virus Bagaza.

Las diferentes Enfermedades de Transmisión Vectorial (ETV) suelen tener vectores muy específicos a nivel de Familias y Géneros, incluso a nivel de especies, por lo que es muy necesario tener una información detallada de la biología y ecología de estos artrópodos. La presencia de una ETV (Dengue, Chikungunya, Fiebre Amarilla, …) va a depender de la presencia de su vector adecuado, ya que estos focalizan la enfermedad. Además de su presencia interesa conocer también su periodo anual de actividad, su densidad a lo largo del año, y si es posible incluso su variación gonotrófica estacional, porque nos ayudará a predecir donde pueden aparecer los focos de la enfermedad, la posibilidad de dispersión en el tiempo y la gravedad de los brotes.

Para obtener toda esta información es imprescindible seleccionar métodos de muestreo adecuados a cada especie si no el seguimiento de las poblaciones de vectores pueden ser muy defectuoso y ofrecer información contradictoria o incluso equivocada dificultando su interpretación y la posibilidad de tomar medidas de actuación.

Exponemos el caso de dos enfermedades muy diferentes que han llevado a implementar sendos Programas de Vigilancia Entomológica en España. Una de ellas es la Lengua Azul, enfermedad que afecta solo a rumiantes, y la otra es la Fiebre del Nilo Occidental que es una zoonosis y afecta a aves, sobre todo silvestres, équidos y también a las personas.


 

“Sistemas de información geográfica y su aplicación a la vigilancia y control de enfermedades transmitidas por artrópodos”.

Rosa Gálvez Esteban. Departamento de Sanidad Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid. Madrid.

La transmisión de enfermedades transmitidas por artrópodos es fruto de un proceso eminentemente espacial, ya que es el resultado de la interacción entre patógeno, vector y reservorio (incluyendo al ser humano), que a su vez interactúan con el medioambiente. El efecto combinado de cambios tanto climáticos como medioambientales, fruto del impacto del ser humano sobre su entorno, puede incrementar el riesgo de transmisión de estas enfermedades debido a la alteración del hábitat tanto de vectores como de reservorios. Los Sistemas de información geográfica en combinación con la información proporcionada por las imágenes de satélite de sensores remotos contribuyen al conocimiento de estas enfermedades a nivel local y global. La contribución de estas innovadoras tecnologías jugarán de ahora en adelante un papel decisivo en el diseño de programas de control de dichas enfermedades.


Miércoles 25 de enero.

“La dirofilariosis animal y humana. Razones del cambio de distribución”

Fernando Simón Martín. Departamento de Parasitología. Facultad de Farmacia. Universidad de Salamanca. Salamanca.

La primera referencia a las filarias caninas se debe a Francesco Birago, noble italiano residente en Lombardía que, en el siglo XVII, describió la presencia de vermes adultos de D. immitis en el corazón de sus perros de caza, interpretando erróneamente que se trataba de larvas de otro verme parásito, posiblemente Dioctophima renale Birago, 1626. Actualmente la dirofilariosis se entiende como un conjunto de parasitosis causadas por especies del género Dirofilaria, transmitidas por vectores. De todas las especies, las de mayor importancia, tanto por la gravedad de la patología que causan, como por su alta prevalencia e incidencia, son Dirofilaria immitis y D.(Nochtiella) repens. La primera produce la dirofilariosis cardiopulmonar canina y felina y la segunda la dirofilariosis subcutánea canina y felina. Ambas son responsables, además, de la dirofilariosis pulmonar y subcutánea/ocular humanas, respectivamente, en todo el mundo Pampiglione et al., 1995; Simón et al., 2005. Se trata, por tanto, de un mosaico zoonósico que, en la práctica, incluye dos especies principales de filarias que se han adaptado, en distintos grados, a hospedadores caninos, felinos y humanos. En cada uno de ellos, D. immitis y D. repens presentan un patrón de desarrollo específico, con unas implicaciones biológicas y clínicas diferentes. Por otra parte, tanto D. immitis como D. repens albergan bacterias simbiontes del género Wolbachia, cuyo estudio ha resultado en un profundo cambio en el modo de entender la biología de las filarias y los mecanismos de la patología que causan en sus hospedadores, así como en aspectos relacionados con el tratamiento de esta parasitosis. Además, la participación de vectores en su ciclo biológico hace que la transmisión y distribución de la dirofilariosis estén siendo afectadas por el actual calentamiento global, habiéndose registrado cambios importantes en lapsos de tiempo relativamente cortos, en determinadas áreas geográficas en los últimos años. A pesar de los avances conseguidos en el conocimiento de Dirofilaria immitis y D. repens y de las patologías que causan en sus diversos hospedadores, casi 400 años después de su descubrimiento, la dirofilariosis sigue siendo un problema veterinario de primera magnitud y crece el interés y preocupación por el incremento del número y gravedad de los casos de dirofilariosis humana. Considerando todas estas cuestiones, se presenta un cuadro general de la dirofilariosis humana y animal, incluyendo aspectos básicos de la morfología y biología, así como de la composición proteica y metabolismo de las especies de Dirofilaria, los factores climáticos y de comportamiento humano que influyen en la dinámica de la distribución, patología, relaciones parásito/hospedador, reacciones inmunes y mecanismos patogénicos y de supervivencia y manejo clínico de las infecciones humanas y animales.

 

“Aportaciones de la Genética al origen e historia de los parásitos y sus vectores”

Mariano Hernández Ferrer. Laboratorio de Genética. Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias. Universidad de La Laguna. Santa Cruz de Tenerife.

En los últimos 20 años la genética, a través de las herramientas moleculares, ha abierto nuevas posibilidades para resolver problemas de taxonomía y sistemática de especies y abordar el estudio de los procesos evolutivos subyacentes. En otra escala, a nivel poblacional, el análisis de la variación molecular nos permite establecer los procesos de colonización y dispersión de organismos que han conducido a su distribución actual.
Para la resolución de distintos problemas, la genética molecular utiliza diferentes marcadores, y distintos tamaños muestrales. En esta charla, estudiaremos los marcadores genéticos más utilizados y eficientes en la actualidad (naturaleza, metodología y análisis) así como las distintas aplicaciones de cada uno de ellos en sistemática, evolución, colonización y dispersión.

 

“Epidemiología molecular de vectores de interés en Salud Pública y sus relaciones con los cambios climático y global”.

María Dolores Bargues Castelló. Departamento de Biología Celular y Parasitología. Facultad de Farmacia. Universitat de València. Valencia.

La aplicación de distintos marcadores moleculares permite en la actualidad comprender los flujos genéticos entre Culícidos, así como sus barreras genéticas y ecológicas. Los distintos genotipos parecen estar relacionados con características que influyen en su comportamiento y capacidad de transmisión. Además, cada vez se dispone de una mayor evidencia de que la variación genética entre los Culícidos está relacionada con la adaptación del mosquito a su medio ambiente. En la actualidad, el incremento y expansión de determinadas enfermedades humanas de interés en Salud Pública, especialmente las de transmisión indirecta o vectorial, está produciendo una emergencia y/o re-emergencia de las mismas, debido en gran parte a que existe una demostrada causa-efecto en los denominados cambio global y cambio climático. Dentro de las enfermedades parasitarias, la Malaria y la Dirofilariosis, son un buen ejemplo de ello. Se presenta un estudio multidisciplinar englobando diversos aspectos de epidemiología molecular sobre estos dos modelos de enfermedades parasitarias humanas transmitidas ambas por mosquitos Culícidos, para comprender la heterogeneidad inherente en cada una de ellas, la influencia de los cambios climático y global sobre sus vectores y en consecuencia sobre la epidemiología y transmisión y alcanzar una base de conocimientos suficientes sobre la cual implementar las estrategias de control o prevención en el futuro.

Trabajo financiado por: Proyectos RICET (RD06/0021/0017) del FIS, Ministerio de Sanidad, y EDEN (010284) Comisión de las Comunidades Europeas (RDG, EC).


Jueves 26 de enero.

"Ácaros (Acari) de interés sanitario. Características morfológicas. Biología de las especies españolas”.

Antonio del Castillo Remiro. Laboratorio de Parasitología. Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias. Universidad de La Laguna. Santa Cruz de Tenerife.

Comúnmente el término de ácaro se refiere a un relativamente reducido grupo de arácnidos que son conocidos por su implicación en las llamadas alergias al polvo doméstico. En realidad los ácaros integran la subclase ACARI con unas 30.000 especies descritas encuadradas en más de 2.000 géneros. Sin embargo, éstas son una pequeña proporción del medio millón de especies, que se cree, existen en la actualidad.
La sistemática de estos organismos es algo compleja, pero de manera simplificada podemos clasificar a las especies de interés sanitario en los siguientes órdenes:
Astigmata. (Sin estigmas respiratorios). Que incluye especies con importancia sanitaria y económica como las pertenecientes a las familias Sarcoptidae y Psoroptidae causantes sarna en humanos y animales, especies relacionadas con las alergias al polvo doméstico (Dermanissus spp. y Blonia sp.), especies que actúan como hospedadores intermediarios de parasitosis o especies asociadas a alimentos almacenados.
Prostigmata. (Estigmas localizados en la base del capítulo). Es el grupo más heterogéneo con un rango de tamaño corporal de 100 micras a 15 mm. Y en el que se incluyen especies de importancia como Demodex spp., especies de Trombiculidae o Pyemotidae.
Mesostigmata. (Estigmas situados entre las coxas I y II). Con especies de importancia económica como las de la familia Dermanyssidae.
Metastigmata (Estigmas entre o detrás de las coxas III y IV). Incluye especies de gran importancia sanitaria y económica, por su papel como vectores de importantes enfermedades. Son especialmente relevantes las pertenecientes a la familia Ixodidae: las garrapatas de cuerpo duro.

 

Viernes 27 de enero.

“Mapas de riesgo de aparición de enfermedades transmitidas por Culícidos en Canarias”.

Mª Cristina Pou Barreto. Laboratorio de Parasitología. Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias. Universidad de La Laguna. Santa Cruz de Tenerife.

El archipiélago Canario, junto con el resto de archipiélagos que componen la región de la Macaronesia, están sujetos a la influencia de factores implicados en el denominado cambio global y climático, y que suponen un riesgo a la emergencia y/o re-emergencia de enfermedades transmitidas por artrópodos. Así, en Cabo Verde se ha producido la primera epidemia de dengue debido al aumento del flujo de personas procedentes de áreas endémicas y en Madeira se probó en 2004 la reintroducido en la isla de Aedes aegypti, uno de los mosquitos transmisores del dengue.
Los hechos muestran la necesidad de una vigilancia en la zona y por ello desde el año 2010 estamos trabajando, en colaboración con centros de Madeira y centros españoles en un Proyecto de Cooperación Transnacional, cuyo objetivo para Canarias es la generación de mapas de riesgo de emergencia y/o re-emergencia de enfermedades transmitidas por culícidos (Diptera: Culicidae). Estos mapas serán una herramienta a la hora de desarrollar estrategias mucho más racionales de control e intervención de poblaciones de culícidos.
Se presentan los resultados del estudio entomológico llevado a cabo en las islas de Tenerife y Gran Canaria, desarrollado para actualizar la distribución espacial y obtener los primeros datos de abundancia y distribución estacional de los vectores, y establecer la posible relación entre factores ambientales y la distribución y abundancia de los vectores. Todo ello permitirá generar los modelos predictivos de distribución y abundancia espacial de los vectores para estas islas que mediante Programas SIG, tipo ArcGis, podremos ver representados visualmente a través de los mapas.

El Proyecto “Gestión integrada del vector Aedes aegypti” (MOSQIMAC/2/M063) (Convocatoria MAC 2007-2013) ha sido financiado por la UE (FEDER). Los datos de variables meteorológicas empleados en este trabajo han sido cedidos por la AEMet.

 

“Vigilancia y control de las enfermedades transmitidas por artrópodos: situación y perspectivas en Canarias”.

Domingo Núñez Gallo. Dirección General de Salud Pública. Gobierno de Canarias. Santa Cruz de Tenerife.

La emergencia o reemergencia de una enfermedad transmitida por artrópodos en un área geográfica previamente libre de ésta, está determinada por dos elementos a saber, la presencia previa o la introducción del vector en esa área geográfica y la llegada de reservorio, tanto animal como humano, y que supone también la presencia del agente causal de la enfermedad. Las condiciones medioambientales, y en concreto las condiciones creadas por el cambio climático, parece que están jugando un papel importante en la aparición y difusión del problema, como ha ocurrido en Europa en los últimos años. Por último, factores sociosanitarios como el deterioro de las condiciones higiénicosanitarias y de los servicios asistenciales y de salud pública, incrementan las posibilidades de difundir y mantener la endemia de la enfermedad.
La aparición de casos y brotes autóctonos (no importados) de estas enfermedades en los últimos años en Europa, justifican la necesidad de disponer de sistemas de vigilancia epidemiológica, entomológica, animal, microbiológica y ambiental, que garanticen la detección del riesgo de aparición de la enfermedad, de la presencia de vectores, así como de casos en humanos y animales, que nos permitan establecer las medidas de prevención y control adecuadas.
Se describen los casos más significativos de los brotes y situaciones de riesgo ocurridas en Europa, como los brotes de Fiebre por virus del Nilo Occidental, de Chikungunya en Italia, Malaria en Grecia, la valoración de riesgo para la Fiebre Hemorrágica de Crimea Congo en España y otras situaciones. La coordinación de los distintos elementos de los sistemas de vigilancia, sobre todo entre la vigilancia epidemiológica, la entomológica y animal, es fundamental para la toma de decisiones para la prevención y el control. Igualmente es esencial la disponibilidad de los recursos necesarios para el diagnóstico microbiológico en humanos, animales y vectores. Se describen las estructuras y organización de las redes de vigilancia epidemiológica en Europa, en España y Canarias en general y en lo referente a estas enfermedades.
 


Avenida Astrofísico Francisco Sánchez, s/n. Campus de Anchieta · 38203. La Laguna · Teléfono: 922 318 484 · iuetspc@ull.es
Creative Commons Logo
Excepto donde se indique lo contrario, el contenido en esta web de la Universidad de La Laguna se encuentra bajo Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported. El alcance concreto de esta licencia, permisos que vayan más allá de lo cubierto por la misma y otras consideraciones pueden encontrarse en el aviso legal.