Grado en Conservación y Restauración de Bienes Culturales

Artes y Humanidades

Información general

El título de grado en Conservación y Restauración de Bienes Culturales tiene como objetivo la capacitación del conservador/a-restaurador/a para realizar el cometido fundamental que define la profesión, la preservación de los bienes culturales, que consiste en el examen y el diagnóstico de los bienes culturales, en su conservación preventiva y curativa y en su restauración, así como, en su documentación. El/La conservador/a-restaurador/a es un/a profesional que debe tener la formación, los conocimientos, las aptitudes, la experiencia y las facultades de comprensión para llevar a cabo el objetivo de preservar los bienes culturales para el futuro, según las directrices marcadas por su código de ética profesional.

La formación del conservador/a-restaurador/a debe tener como objetivo último el desarrollo de profesionales altamente competentes, cualificados y capacitados para realizar de manera reflexiva las intervenciones extremadamente complejas de conservación-restauración, documentarlas a fondo, con la finalidad de que el trabajo y los datos registrados contribuyan, no sólo a la preservación, sino también a una más profunda comprensión de los acontecimientos históricos y artísticos relativos a los objetos en proceso de tratamiento.

Las características personales (sensibilidades, aptitudes, capacidades específicas, etc.) y académicas de aquellas personas que se consideran más adecuadas para iniciar los estudios de grado en Conservación y Restauración de Bienes Culturales son las siguientes: conocimientos básicos e interés sobre la cultura en sus diferentes expresiones y contextos; conciencia del valor histórico y cultural de los bienes patrimoniales; sensibilidad en el ámbito de las artes visuales; interés y conocimiento básico del arte en sus manifestaciones históricas y contemporáneas; aceptación, sensibilidad y curiosidad ante la diversidad cultural; disponibilidad para trabajar en equipo en materia afín o interdisciplinar; capacidad de planificación de su trabajo; predisposición para el aprendizaje y uso de idioma moderno (inglés); capacidad para adaptarse a la utilización de las nuevas tecnologías y avances informáticos; así como familiaridad con Internet como fuente de documentación y de intercambio de información.

Aun considerando a la conservación y restauración de bienes culturales, como un único perfil profesional, se puede hablar de diferentes líneas de orientación, coincidentes con la multiplicidad de ámbitos donde puede ejercerse esa actividad o con la diversidad de objetos con cualidades materiales, históricas y estéticas distintas, que conforman ese patrimonio a preservar.

El/La conservador/a-restaurador/a puede desarrollar su actividad en instituciones públicas como museos, archivos, bibliotecas; en los organismos oficiales de protección del patrimonio, de ámbito estatal, autonómico o municipal. Asimismo, el/la conservador/a-restaurador/a de bienes culturales puede ser un/a trabajador/a por cuenta propia, como autónomo/a o empresario/a, o por cuenta ajena para empresas privadas. Además puede impartir docencia en materias relacionadas con su campo profesional, como pueden ser el dibujo artístico, las artes plásticas, las técnicas artísticas y la conservación y restauración de bienes culturales.

Solicita información

Acepto los términos y condiciones
  • Información de contacto
  • C/ Pedro Zerolo, s/n. Edificio Central. Apartado 456. Código postal 38200. San Cristóbal de La Laguna. S/C de Tenerife
  • (+34) 692 62 26 33
  • (+34) 692 62 26 33
  • (+34) 900 43 25 26
  • sioinfo@ull.es
  • Buzón de reclamaciones, quejas, sugerencias y felicitaciones