Máster Universitario en Abogacía

Habilitantes para el ejercicio de actividades profesionales reguladas

El Máster universitario en Abogacía se encuentra regulado en la Ley 34/2006, de 30 de octubre, desarrollada por el Real Decreto 775/2011, de 3 de junio. En congruencia con ello, la Facultad de Derecho de la Universidad de La Laguna —en colaboración con el Ilustre Colegio de Abogados de Santa Cruz de Tenerife— pone en marcha, desde el curso académico 2014/15, la formación necesaria para facilitar a los egresados en Derecho el ejercicio a la profesión de abogado, una vez superada la correspondiente prueba estatal de aptitud. Se responde así a la demanda de la sociedad de impartir una formación cualificada a quienes van a ser colaboradores fundamentales en la impartición de justicia, por la calidad del servicio que prestan, la cual redunda directamente en la tutela judicial efectiva que nuestra Constitución garantiza a todos los ciudadanos

Información general

  • Créditos: 90 ECTS
  • Duración: 3 cuatrimestres
  • Tipo de enseñanza: Presencial
  • Tipo: Interdepartamental
  • Dirección académica:
  • Preparar al alumno para el examen de acceso a la abogacía
  • Habilidades de gestión de la información, para buscar y analizar información proveniente de fuentes diversas
  • Conocimientos básicos de la profesión
  • Capacidad de análisis y síntesis
  • Capacidad de organizar y planificar
  • Comunicación oral y escrita en la propia lengua
  • Resolución de problemas
  • Capacidad crítica y autocrítica
  • Trabajo en equipo
  • Compromiso ético
  • Capacidad de aplicar los conocimientos en la práctica
  • Habilidades de investigación
  • Capacidad de adaptarse a nuevas circunstancias
  • Habilidad para trabajar de manera autónoma
  • Conocer y saber identificar las clases, valor y efectos de los documentos
  • Saber redactar diferentes escritos ante las diversas instancias judiciales
  • Este Máster habilita para el ejercicio de actividades profesionales según el Real Decreto 775/2011, de 3 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales
    Generales
    • Habilidades de gestión de la información (habilidad para buscar y analizar información proveniente de fuentes diversas)
    • Conocimientos básicos de la profesión
    • Capacidad de análisis y síntesis
    • Capacidad de organizar y planificar
    • Comunicación oral y escrita en la propia lengua
    • Resolución de problemas
    • Capacidad crítica y autocrítica
    • Trabajo en equipo
    • Compromiso ético
    • Capacidad de aplicar los conocimientos en la práctica
    • Habilidades de investigación
    • Capacidad de adaptarse a nuevas circunstancias
    • Habilidad para trabajar de manera autónoma
    • Conocer y saber identificar las clases, valor y efectos de los documentos
    • Saber redactar diferentes escritos ante las diversas instancias judiciales

Dirigido a aquellas personas que deseen acceder a la profesión de Abogado de los Tribunales. Para ell, el estudiantado debe contar con un título en el que haya adquirido las siguientes competencias jurídicas:
  • Conocer y comprender los elementos, estructura, recursos, interpretación y aplicación del ordenamiento jurídico e interpretar las fuentes y los conceptos jurídicos fundamentales de cada uno de los distintos órdenes jurisdiccionales
  • Conocer y comprender los mecanismos y procedimientos de resolución de los conflictos jurídicos, así como la posición jurídica de las personas en sus relaciones con la Administración y en general con los poderes públicos
  • Conocer y saber aplicar los criterios de prelación de las fuentes para determinar las normas aplicables en cada caso, y en especial el de la conformidad con las reglas, los principios y los valores constitucionales
  • Interpretar textos jurídicos desde una perspectiva interdisciplinar utilizando los principios jurídicos y los valores y principios sociales, éticos y deontológicos como herramientas de análisis
  • Pronunciarse con una argumentación jurídica convincente sobre una cuestión teórica relativa a las diversas materias jurídicas
  • Resolver casos prácticos conforme al Derecho positivo vigente, lo que implica la elaboración previa de material, la identificación de cuestiones problemáticas, la selección e interpretación del dato de Derecho positivo aplicable y la exposición argumentada de la subsunción
  • Manejar con destreza y precisión el lenguaje jurídico y la terminología propia de las distintas ramas del derecho: redactar de forma ordenada y comprensible documentos jurídicos. Comunicar oralmente y por escrito ideas, argumentaciones y razonamientos jurídicos usando los registros adecuados en cada contexto
  • Utilizar las tecnologías de la información y las comunicaciones para la búsqueda y obtención de información jurídica (bases de datos de legislación jurisprudencia, bibliografía, etc.), así como herramientas de trabajo y comunicación

Solicita información

Acepto los términos y condiciones