Skip to main content

Un alumno del Grado en Español recibe el premio de Alumni al mejor expediente de la ULL

miércoles 31 de mayo de 2017 - 11:07 UTC

Narés García, premio al mejor expediente de la ULL.

Desde hace cinco años, la Asociación Alumni ULL concede un premio al estudiante recién graduado con el mejor expediente académico. El correspondiente al pasado curso 2015-2016 ha recaído en Narés García Rivero, que cursó el Grado en Español: Lengua y Literatura, y actualmente se encuentra en la Universidad Complutense de Madrid terminado el Máster en Investigación en Lengua Española.

Este premio está dotado con 1.000 euros y se entrega sin necesidad de presentarse a convocatoria alguna: la Secretaría General de la institución académica es la que señala el expediente más alto de los graduados y graduadas en todos los títulos de grado del curso anterior.

García Rivero recibirá su galardón durante la ceremonia que la ULL ha organizado el próximo lunes 5 de junio, en la cual, además de los certámenes convocados por Alumni ULL, serán entregados los premios institucionales del centro académico a la investigación y buenas prácticas en docencia y administración y servicios y, además, se homenajeará al personal recientemente jubilado.

El secreto es la organización

Narés García Rivero explica que, si bien era consciente de que tenía un expediente académico excepcional, nunca sospechó que, de hecho, fuera el mejor de toda la Universidad de La Laguna, por lo que se mostró “impactado y orgulloso” cuando recibió la noticia de la concesión de este premio. El ahora estudiante de posgrado explica que la clave para sus resultados académicos fue la buena organización, el establecimiento de un horario para cada tarea y la rigurosidad para cumplirlo. De ese modo, pudo compaginar el estudio con su vida social y personal sin muchos agobios.

Su intención es dedicarse a la investigación filológica y, eventualmente, iniciar una carrera docente en la universidad. Por ello, cuando termine el máster en julio, tiene previsto matricularse en un programa de doctorado de la ULL con la intención de realizar una tesis sobre lexicografía, materia que le interesa y, especialmente, la vertiente relacionada con el español de Canarias.

Explica que tuvo claro que quería estudiar Filología desde 3ª de la ESO, gracias a las lecciones que le dio la profesora Pilar Arozena del instituto en el que estudió, el IES Mencey Acaymo de Güímar. Recuerda su paso por la universidad con agrado y valora de manera positiva su profesorado. De hecho, ahora que ha cursado un posgrado en otra institución, ha podido comparar y no aprecia diferencias cualitativas entre ambos cuerpos docentes. Sí ha encontrado algunas teorías y metodologías diferentes a las que estudió en la ULL, ya que “cada universidad tiende a una escuela determinada”.

La única crítica que tiene que hacer es que durante el primer año de grado hubo asignaturas comunes de la rama de conocimiento que no estaban directamente relacionadas con su grado. Por ello, ese curso inicial se le hizo algo más duro, si bien reconoce que, finalmente, esas materias transversales también le resultaron interesantes.

También guarda buen recuerdo de sus prácticas externas, las cuales considera “una experiencia muy enriquecedora y agradable”, ya que tuvo la fortuna de realizarlas en una entidad que entronca con sus intereses académicos: la Academia Canaria de la Lengua, institución que, mediante diversas actividades de investigación, formación y edición, estudia y difunde la variedad del español hablado en Canarias, así como su literatura.

Dedicarse a la filología en los tiempos que corren puede parecer una decisión arriesgada, pero García Rivero no alberga dudas: “No podemos enfocarlo todo al mercado, aunque entiendo que es necesario. Al final, lo que realmente nos hace falta es más humanidad, enfocarnos en lo que nos hace humanos, porque creo que nos estamos robotizando”.


Archivado en: Alumnado, Destacado, Noticias Estudiantes, Noticias PAS, Noticias PDI, Portada ULL

Etiquetas: , , ,