Skip to main content

Arranca Campus América como una apuesta por la internacionalización de la Universidad de La Laguna

miércoles 11 de octubre de 2017 - 14:01 UTC

EL Teatro Leal de La Laguna fue el escenario elegido para celebrar hoy miércoles 11 de octubre la ceremonia oficial de apertura de Campus América, si bien el programa de actividades dio comienzo desde este mismo lunes. El viceconsejero de Educación y Universidades, David Pérez; el alcalde de la ciudad, José Albero Díaz; el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso; y el propio rector del centro anfitrión, Antonio Martinón, participaron en la sesión, en la que se realzó el valor de la internacionalización para lograr una mayor conexión y cooperación con el mundo americano.

Galería de imágenes

Así, el viceconsejero de Educación y Universidades señaló que la internacionalización supone un enriquecimiento para todos los agentes del sistema educativo. “Tenemos muchas cosas que aportar, por nuestra ubicación estratégica tricontinental, por nuestra relación tradicional con los países latinoamericanos y se trata de una oportunidad que no debemos desaprovechar”.

Carlos Alonso apuntó que Campus América es también una ocasión para mirar al otro continente. “La universidad es el vínculo adecuado para fomentar las relaciones de ida y vuelta”. El Cabildo se ha implicado con esta iniciativa, como hizo también con Campus África, señaló Alonso, quien recordó que dentro de este marco tiene lugar Novagob, que este año registra su cuarta edición con la participación de más de un centenar de expertos para conocer las mejoras en la gestión pública, la transparencia y la aplicación de tecnología. “Campus América es una parte importante de lo que realiza la ULL para mejorar su internacionalización y debemos felicitar esta iniciativa”.

Por su parte, el alcalde de la ciudad anfitriona afirmó que han apoyado Campus América como compromiso que refuerce los valores comunes entre Canarias y el continente americano. Añadió que el fortalecimiento de la relación con la universidad forma parte de la política municipal, lo que en su opinión ha dado excelentes resultados.

La ministra de Educación de Uruguay, María Julia Muñoz, invitada expresamente a este acto de apertura, hizo referencia a la importancia de Campus América como foco de conocimiento abierto a su continente. Mostró el orgullo de ser un país pequeño fundado por familias canarias. La cultura, la defensa del patrimonio y el cuestionamiento procedente del mundo científico es lo que hace que el mundo avance, dijo. “Cuando se conocen otras costumbres y se respeta la manera de pensar de los demás podemos decir que estamos construyendo la paz, y en ese punto las universidades cumplen un papel fundamental. Al mundo le podemos entregar lecciones de humanismo, de paz y de convivencia. Qué mejor que un campus abierto a distintas formas de pensar, con alumnos que vienen a aprender cosas nuevas”.

Finalmente, el  rector de la Universidad de La Laguna, Antonio Martinón, hizo referencia a los principales ámbitos de esta acción que se desarrollará durante dos semanas: los procesos de paz y el conocimiento del patrimonio cultural, por un lado, y el papel de las universidades y de la investigación en las relaciones entre Europa y América, por otro, constituyen los dos primeros. El tercer ámbito se centra en los 21 seminarios que abordan todo tipo de asuntos, mientras que el cuatro agrupa un conjunto de actividades culturales y sociales.

“Todo esto no es una exhibición de fuegos artificiales, sino la visualización de las estrechas relaciones que nuestros investigadores tienen con sus colegas americanos”. Se inspira en el Campus África, y la idea es que se alternen en años pares e impares, “de modo que se vea a nuestra comunidad canaria como eje entre África y América. Contribuimos a la internacionalización de nuestra comunidad, y estos campus deben ser lugar de encuentro de la ciencia, la cultura, el patrimonio. Los canarios hemos ido a América y hemos estado presentes durante más de cinco siglos, pero también hemos vuelto, y la idea es fortalecer las relaciones de ida y vuelta. Queremos continuar con este Campus América”.

La universidad y la ciudad

Tras las palabras de apertura, el alcalde realizó una intervención para explicar cuál debe ser la relación que la ciudad debe tener con su universidad. “Queremos reinventar las relaciones entre la administración local y la universidad. La ULL puede y debe convertirse en uno de los principales motores económico y social del municipio, y no solo cultural”.

En opinión del alcalde, nos encontramos con retos que la ciudadanía y los responsables políticos no podían imaginar hace unos años. “Las ciudades deben transformarse hacia un proyecto de democracia activa. El derecho a la ciudad es el derecho a cambiarnos a nosotros mismos, se trata de un proceso colectivo para remodelar los procesos urbanísticos”.

La ULL no alcanzó su mayoría de edad hasta después de la Guerra Civil, expuso Díaz. En los primeros años de la transición política se expandió a muchas disciplinas científicas y humanísticas, lo que coincidió con el despegue de las clases medias, que mandaban a sus hijos a la universidad. “A partir de entonces comenzó la colaboración entre ambas instituciones, pero es insuficiente. Las universidades realizan una valiosa contribución a la vida urbana, fomentan la prosperidad de un pueblo y la entrada de capitales en la universidad debe dar lugar a desarrollos innovadores que redunden en  empresas tecnológicas. Las universidades deben convertirse en un valor estratégico para el territorio donde se ubican”.

El futuro inmediato de las universidades no dependerá del acercamiento a fuentes de riqueza, sino en su capacidad para acercarse a polos de atracción de talento. El alcalde recordó que en enero abrirá sus puertas el polo científico y tecnológico de La Laguna, con dos instalaciones, una para IAC y otro edificio para investigación en nuevos materiales, energía y agua, dirigido por la ULL.

“Debemos impulsar un modelo de desarrollo que sin desviar la atención de las tradiciones, se fundamente en la cooperación científica y tecnológica, para no quedarnos desligados del proceso de globalización, con mecanismos para la participación ciudadana en la administración local”.

Desde Uruguay

La ministra de Educación y Cultura de la República de Uruguay, invitada a esta ceremonia, apuntó seguidamente que le complace que Canarias haya tomado el rol de ser el interlocutor con América y África. La responsable política dedicó su intervención a dibujar el sistema educativo de su país y los retos que afronta.

Hizo referencia a los problemas de desafiliación en la educación media y el escaso acceso por tanto a la educación superior. “Hemos enfatizado que aquellos que no tienen tradición familiar puedan acceder a la educación universitaria, y hemos pasado del 3 a casi el 50% de estudiantes universitarios que proceden de familias no universitarias.

Con todo, casi seis de cada diez jóvenes no asisten al sistema educativo, “por eso hemos creado centros de formación de rápida empleabilidad, en sectores como la automoción, construcción o la estética”. La ministra también explicó que se está dando una feminización de la matrícula, aunque no haya una equiparación en salarios ni en puestos de responsabilidad.

Los gobiernos deben contribuir a crear políticas que refuercen el compromiso con la educación superior, al tiempo que impulsar alianzas estratégicas entre los gobiernos y el sector productivo, afirmó. Entre los desafíos de Uruguay citó el logro de excelencia inclusiva y la construcción de un país de aprendizaje, tener tránsitos y continuidad educativa, así como el desarrollo de nuevas capacidades en las demandas cognitivas que plantea el siglo XXI.

“Deseamos seguir trabajando con Canarias y es necesario que nos acompañen para hacer intercambio de estudiantes, pero también en disciplinas que son muy necesarias para Uruguay”, concluyó.


Archivado en: Campus América, Destacado, Institución, Portada ULL

Etiquetas: , ,