Skip to main content

Luz en la frontera del conocimiento

martes 14 de noviembre de 2017 - 08:57 UTC

Esta semana la Universidad de La Laguna ha puesto en marcha un congreso internacional sobre las aplicaciones de la física en dos campos bien diferenciados, como son la biomedicina y las energías renovables, “que aparentemente no tienen mucho que ver entre sí, pero que están muy relacionados”. Así, en las últimas décadas físicos, químicos, ingenieros, médicos, geólogos y biólogos se han unido para estudiar cómo manipular la luz, bien la luz solar para sacar mejor aprovechamiento de la energía fotovoltaica, bien la luz con fines terapéuticos para usar en bioimagen y mejorar las técnicas de diagnosis y neuroimagen incluso en el tratamiento de enfermedades como el cáncer.

El investigador que ha concitado tanto entusiasmo en torno a este congreso es el físico Jorge Méndez, apasionado trabajador de lo suyo que lleva casi dos años preparando a conciencia esta cita científica. De hecho, la idea surgió en Florida, cuando Méndez fue invitado por la Sociedad Americana de Materiales para participar en un congreso de energías renovables, y allí pensaron en celebrar un evento científico multidisciplinar que agrupara las dos ramas. “La idea es consolidarlo de forma bienal en esta isla”, añade.

SHIFT ha congregado así la asistencia de 120 delegados de 64 universidades provenientes de 27 países, desde América (EEUU, Brasil, Canadá), África (Marruecos), Europa (16 países de la UE, Rusia e Israel) y Asia (China, India, Japón, Corea del Sur y Singapur), quienes participan en este encuentro que se desarrolla en el Hotel Iberostar Anthelia. Científicos de centros de referencia como las universidades norteamericanas de Stanford, Harvard y Berkeley, el Instituto Max Planck y el Fraunhofer de Alemania, hasta las universidades de Tokio y de Singapur toman parte en las sesiones.

Los expertos de este congreso trabajan con materiales, nano materiales y nano partículas que manipulan la luz, la cambian de una frecuencia a otra o realizan fenómenos físicos de conversión de la luz, lo que sirve para mejorar la eficiencia de las placas solares y conseguir producir más energía procedente del sol. “Las placas solares son como una naranja, que uno al exprimirla se da cuenta de que queda mucho contenido sin utilizar, y es que hay zonas del sol que no estamos utilizando, como el infrarrojo o partes del ultravioleta. Por eso la física que se estudia en el SHIFT son materiales que permiten sacar más provecho de la luz del sol”, explica Jorge Méndez, quien también añade que en el congreso hay también espacio para atender otro tipo de energías renovables, como es la fotosíntesis artificial para extraer hidrógeno del agua, un campo muy prometedor, agrega el investigador.

Esas mismas nano partículas tienen también aplicaciones en biomedicina, ya que se pueden biofuncionalizar, es decir, acoplarse a complejos biológicos para que dentro del cuerpo humano se adhieran a los tumores cancerígenos, por ejemplo, y posibilite su detección. “Hay mucha investigación puntera en los últimos años en este ámbito situado en la frontera del conocimiento, que no está todavía en fase clínica, aunque ha experimentado un desarrollo enorme en ratones y primates”, explica el experto de la ULL.

Uno de los ponentes procedentes de Harvard, que participa vía skype, adelantará en el congreso los últimos avances que sobre esta materia se están produciendo en hospitales de Stanford y en Harvard. “Con estas nano partículas desaparecerían los efectos secundarios asociadas a otro tipo de técnicas de diagnóstico basadas en radiaciones. Servirían también no solo para la detección de tumores, sino para otros escenarios como los problemas de flujo sanguíneo en el cerebro relacionados con Parkinson o Alzheimer”.

Las mismas nano partículas, al recibir la luz infrarroja, son capaces de provocar desde dentro del tumor un calentamiento local mediante el uso de vibraciones, lo que permitiría hacer una hipertermia, llamada también fototerapia dinámica del cáncer, otra línea de investigación que será estudiada en SHIFT. “Atacaría el tumor desde dentro, lo quemaría”. También podría liberar droga anti cancerígena, ya que estas nano partículas están asociadas a unos compuestos caja, que llevan el compuesto químico dentro preparado para atacar el tumor”. Una vez que la nano partícula está dentro del tumor se activaría con la luz de fuera del cuerpo humano. “Todo esto es ciencia de frontera, pero su uso clínico en humanos está muy cercano a convertirse en realidad”, vuelve a insistir el presidente del comité organizador.

Detrás de este congreso hay un alto grado de transferencia tecnológica, explica Méndez, ya que un buen número de universidades han venido acompañadas de sus empresas tecnológicas, como es el caso de varias entidades inglesas y japonesas. “Un ponente de Singapur, Go Him Wei, ha acudido con un prototipo ya validado de nano partículas para desalar agua de mar solo con energía solar, que ya ha sido premiado en el país asiático por sus investigaciones en fotosíntesis artificial, y tenemos especial interés en escucharlo”.

Este congreso ha sido financiado principalmente por el Cabildo de Tenerife a través de su área 2030, con el apoyo de otras entidades como la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, la zona ZEC, Canary Islands Hub, Ayuntamiento de Adeje, Plocan, IAC, Proexca y Colegio Oficial de Farmacéuticos, entre otros. El mundo editorial también ha mostrado su apoyo a esta cita, tal es el caso de Elsevier o de la revistas científica de la Real Sociedad Química de Inglaterra.

El martes 14 de noviembre a las 18.30 horas, con entrada libre y gratuita, se celebrará un café coloquio en Tenerife Espacio de las Artes (TEA) con ponentes seleccionados de SHIFT para explicar su contenido desde un punto de vista más divulgativo, con conexiones en directo con Harvard y Nueva York y donde también participará el monologuista científico Javier Santaolalla.

El comité científico internacional de SHIFT está formado por Ruud Schropp (Eindhoven University of Technology, the Netherlands), Eva Hemmer (University of Ottawa, Canada), Stefan Fischer (Stanford University, USA), José Marqués-Hueso (Heriot-Watt University, UK), Marta Quintanilla (CIC-biomaGUNE, España),  y Luca Salassa (DIPC Donostia International Physics Center, España), mientras que el comité local lo integran Víctor Lavín (Instituto Universitario de Estudios Avanzados en Atómica, Fotónica y Molecular de la ULL), Inocencio R. Martín (Instituto de Materiales y Nanotecnología de la ULL), Ulises R. Rodríguez-Mendoza, Pablo Acosta-Mora (Grupo de Nanomateriales y Espectroscopía de la ULL), Diego Lozano Gorrín, Luis Alonso-Siverio (Grupo de Nanomateriales y Espectroscopía), Benjamín González Díaz (Ingeniería Industrial) y Ángel Acebes (CIBICAN, Universidad de La Laguna).

Gabinete de Comunicaicón


Archivado en: 225 Aniversario, Investigación, Protagonistas

Etiquetas: ,