fachada
Usted está aquí > Noticias ULL
miércoles, 25 de junio de 2014
La ULL elabora un pacto para mejorar el aprendizaje y el rendimiento académico
El documento, presentado hoy al Claustro, recoge medidas que limitan las malas prácticas docentes y propone aspectos de mejora


El Vicerrectorado de Alumnado ha presentado hoy miércoles 25 de junio ante el Claustro del centro académico un conjunto de medidas para mejorar los procesos de aprendizaje del alumnado y el rendimiento académico, en el que se detallan 17 propuestas de mejora. El documento fue calificado por la mayoría de los grupos claustrales en la sesión de hoy como valiente y ambicioso, por cuanto reconoce fallos en la docencia y en los sistemas de evaluación y detecta lagunas en el aprendizaje de los estudiantes, especialmente en los de nuevo ingreso.

El pacto ha sido liderado por los vicerrectorados de Alumnado, Calidad Institucional e Innovación Educativa y Ordenación Académica y Profesorado, con la participación directa de varios decanos, directores de departamentos, alumnado claustral y personal técnico del PAS. El texto parte de un informe sobre el proceso de revisión y mejora continua de las titulaciones de grado, y se completa con la visita a todos los centros de la universidad, donde se ha recabado la opinión de sus comisiones de calidad para conocer qué valoración se hacía acerca de la implantación de los títulos y detectar casos de buenas prácticas que pudieran ser extrapolables a otros centros.

Entre las conclusiones principales de este trabajo participativo figura el hecho de distinto grado de penetración de la cultura de la evaluación y la calidad en los centros, dependiendo en muchos casos del liderazgo de los equipos directivos y su nivel de compromiso. También ha parecido pertinente que este programa de mejora se lleve a cabo justo cuando la universidad comienza el proceso de acreditación de sus titulaciones. Se ha concluido igualmente que en aquellas titulaciones donde existe límite de acceso y notas de corte los resultados son mejores.

En cuanto a las medidas concretas, se señala que el alumnado de nuevo ingreso tiene déficit de conocimientos en física, matemáticas o dibujo técnico, por lo que se propondrá a la Consejería de Educación que oferte estas materias en todos los centros. También se acuerda en este punto potenciar el diseño de cursos cero online.

Se ha detectado que en algunas titulaciones de grado los contenidos de las materias de formación básica no se ajustan al perfil de la titulación y para solucionarlo se acuerda un estudio por parte de los departamentos de las guías docentes de estas materias para contextualizar su docencia.

Otra de las medidas tiene que ver con la escasa formación detectada en un grupo de profesores en ámbitos como la docencia en inglés, la acción tutorial o la docencia en grandes grupos. El pacto propone cursos de formación específicos, de carácter obligatorio.

En cuanto a la evaluación que realizan los docentes se ha identificado en algunos casos confusión entre la evaluación continua y final, heterogeneidad en los criterios de evaluación y ausencia de un modelo claro de evaluación del trabajo fin de grado y fin de máster. El plan apunta en este caso la necesidad de elaborar un reglamento o normativa marco sobre la evaluación de titulaciones para homogeneizar criterios.

El estudio ha revelado un excesivo número de convocatorias y acumulación de exámenes en corto espacio de tiempo. En este aspecto el pacto propone establecer un único llamamiento en cada convocatoria para optimizar este proceso. Para los casos de incumplimiento de las directrices docentes por parte del profesorado, se establecerá una guía sobre el desempeño docente, y si se sigue incurriendo en el incumplimiento, el profesorado será sancionado con el no reconocimiento del siguiente quinquenio.

En este trabajo se señala que existen profesores que aún no se han adaptado al modelo de convergencia europea, reproduciendo el modelo anterior y escudándose en la libertad de cátedra para oponerse. El pacto señala la elaboración de una instrucción que explique este concepto y sus limitaciones, que en modo alguno puede excusar el incumplimiento de las directrices marcadas por el gobierno universitario.

Se ha comprobado que existen materias con un número de suspensos muy alto y reiterado y, a su vez, otras asignaturas que acogen un 100% de aprobados continuo. En este punto se indica el establecimiento de directrices para la participación efectiva de los departamentos en los procesos de revisión. También se ha detectado que en algunas asignaturas el trabajo del alumnado excede a lo estipulado en la guía docente, para lo cual se estipula un sistema de coordinación en centros de los procesos de evaluación y de entrega de trabajos.

Impresiones

La gran mayoría de los grupos claustrales vieron con buenos ojos este plan de acción, hasta ahora inédito en esta casa de estudios. Salvo el caso de AMEC, que no lo comparte, el resto de portavoces del alumnado alabaron la medida por cuanto pone coto a algunas disfunciones de la actividad docente, si bien se mostraron contrarios a la eliminación de uno de los llamamientos en las convocatorias a exámenes. También solicitaron la eliminación de las asignaturas llave que cierran el paso a otras materias, y pidieron asimismo que este pacto no caiga en el olvido y se aplique adecuadamente.

Por su parte, el sector del PAS también puso en valor el texto presentado por la vicerrectora de Alumnado, Miriam González, al tiempo que criticaron la ausencia de este colectivo profesional en el proyecto, ya que si bien hay dos personas de perfil técnico en la comisión, el colectivo como tal no ha sido convocado ni sus representantes sindicales han conocido esta iniciativa.

En cuanto a la impresión que el documento ha causado en el sector del profesorado, la opinión ha sido dispar. Si bien la mayoría ha alabado la iniciativa, considerada de valiente e inédita, algún grupo precisó dudas acerca de la metodología empleada, basada en opiniones de los centros y no en indicadores objetivos.

Sobre todo ello habló finalmente la vicerrectora, para aclarar, en primer lugar, que la gran mayoría del profesorado cumple sobradamente con sus obligaciones, pero que las excepciones no pueden dejarse al margen y se debe por tanto actuar.

En lo referido a los llamamientos a examen, continúan las tres convocatorias cada curso y lo que se plantea es que la primera de ellas tendría un único llamamiento. También añadió que el proceso no ha acabado y por tanto este asunto sigue en discusión.

Sobre las asignaturas llave, se está estudiando si esta condición fue reconocida en los boletines oficiales donde se publicaron los planes de estudios, ya que en caso de que no haya sido así pueden eliminarse sin problema. "El Claustro es un escenario más de debate de este documento", afirmó la vicerrectora, "y antes de llevarlo a Consejo de Gobierno se recogerán las ideas que emanen de esta sesión", concluyó.

Infraestructuras

AMEC presentó en el transcurso del Claustro un detallado informe acerca del mal estado de las infraestructuras universitarias, con centros con grandes deficiencias, necesidades de reparación y mejora y accesos e instalaciones con problemas de accesibilidad para personas con movilidad reducida, cuestión que fue ratificada por todos los grupos claustrales que intervinieron en este punto.

El rector recordó al final de este debate que la universidad ha perdido en los últimos años, con la llegada de la crisis, 30 millones de financiación y que, con todo, no ha despedido a nadie pese a las severas dificultades económicas que atraviesa. El gerente, Justo Artiles, también ofreció datos acerca del gasto corriente que la universidad dedica a mantenimiento de los edificios, con una cantidad que ha logrado mantener pero que en modo alguno cubre las necesidades pendientes, y relató un amplio listado de las acciones emprendidas para mejorar el estado de las infraestructuras.

 


Diario digital de la Universidad de La Laguna
Tfno.: 922 31 95 30 /94 62 - Fax: 922 31 95 44 - Correo electronico: gaprsa@ull.es
Universidad de La Laguna [Login]