Skip to main content

Mederos: «Gran parte de las personas relevantes de principios del siglo XX pasaron por la ULL en sus inicios»

sábado 16 de abril de 2016 - 13:19 GMT+0000

El salón de actos de la Fundación CajaCanarias acogió ayer, viernes 15 de abril, la presentación del libro “Profesores y alumnos en la restablecida Universidad de San Fernando de La Laguna (1913-1927)”, obra de los catedráticos jubilados de Química Orgánica Alfredo Mederos y Pedro Gili. Durante el acto, Mederos repasó los contenidos del volumen en un prolijo repaso de quienes pisaron las aulas del centro tinerfeño a principios de la pasada centuria. «Gran parte de las personas relvantes en la región a principios del siglo XX pasaron por la Universidad de La Laguna en ese periodo, lo cual da una idea de la relevancia que tiene esta institución para la Historia de Canarias», concluyó.

La presentación estuvo presidida por el rector de la ULL, Antonio Martinón, y en ella estuvieron presentes, además de ambos autores, la vicerrectora de Tecnologías de la Innformación y Servicios Universitarios, Maravillas Aguiar Aguilar; y el catedrático de Derecho del Trabajo jubilado Manuel Álvarez de la Rosa, que dijo unas palabras introductorias sobre la obra. Entre el público asistente también estuvieron los ex-rectores José Gómez Soliño y Eduardo Doménech.

El libro ha sido editado por el Servicio de Publicaciones universitario (SPULL) con el apoyo financiero de la Fundación CajaCanarias. Se trata de una lujosa edición en gran formato y profusamente ilustrada, que puede dividirse en dos partes: una que repasa pormenorizadamente el proceso que llevó a reabrir al Universidad en La Laguna en 1913 y el discurrir de sus cursos hasta 1927; y una segunda compuesta por las biografías de los numerosos profesores y alumnos que pasaron por las aulas del centro en ese periodo.

Precisamente, para Álvarez de la Rosa ese segmento biográfico es el que resulta más apasionante, pues permite seguir la pista a muchos personajes que serían relevantes posteriormente no sólo en La Laguna, sino en Canarias e, incluso, España. Como ejemlo, puso el caso del célebre polítco de ideología republicana Alejandro Lerroux, que se licenció en el centro presentándose a todas la asignaturas y aprobándolas en solamente dos días, el 22 y 23 de septiembre de 1922.

Durante el resumen de su obra, el coautor Alfredo Mederos repasó los puntos fundamentales de la obra no sin antes ofrecer una serie de antecedentes históricos sobre los inicios de los estudios superiores en La Laguna desde 1792 hasta el cierre de 1845.

Una vez llegado a periodo que abarca la obra, la desde la reapertura de 1913 hasta la creación en 1927 de la actual ULL, repasó año por año los principales personajes que pasaron por los diferentes cursos.

De todo ello, Mederos extrajo cuatro conclusiones principales: en primer lugar, que en los periodos de los gobiernos liberales la ULL permaneció abierta en periodos de mayor continuidad que en los periodos más conservadores.

Segundo, que hasta 1910 las autoridades nacionales no permitieron la presencia de mujeres en la universidad sin autorización previa; de hecho, la sección abierta en La Laguna fue una pionera, puesto que desde 1910 ya tenía una alumna, Concepción Francés Piña y, desde 1922, una profesora, María Sánchez Arbós.

En tercer lugar, Mederos destacó que la gran mayoría de personas relevantes de Canarias durante la primera mitad del siglo XX pasaron por la ULL, lo que indica la gran importancia que ha tenido el centro en la historia de la región.

Y, por último, enfatizó que la institución fue un foco de reunión de personas de todas las islas que convivían y difundían todas las ideas del archipiélago, lo que sin duda ayudó a configurar un sentido más estrecho de pertenencia a la comunidad.

 

 


Archivado en: Cultura, Destacado, Sin categoría

Etiquetas: , , , , , , , , ,