Skip to main content

Una jornada sobre movilidad sostenible de la ULL aboga por el fomento del transporte público y colectivo

martes 13 de marzo de 2018 - 14:47 UTC

La Universidad de La Laguna, a través de su Vicerrectorado de Relaciones con la Sociedad, ha celebrado hoy, martes 13 de marzo, una nueva edición de su ciclo ULL Opina que, en esta ocasión, se ha centrado en los retos para lograr una movilidad sostenible, incidiendo especialmente en el caso de Tenerife. Se ha desarrollado en la Facultad de Economía, Empresa y Turismo, y ha sido coordinada por Rosa Marina González Marrero, profesora del centro y directora de la Cátedra de Economía y Movilidad de la institución académica.

Galería fotográfica

La jornada fue inaugurada, además de por la propia González Marrero, por el rector de la institución, Antonio Martinón Cejas, y el vicerrector de Relaciones con la Sociedad, Francisco García Rodríguez. El rector señaló que la celebración de este foro supone un ejemplo de cómo la Universidad de La Laguna se ocupa de un problema de la máxima relevancia para la sociedad que acoge a la institución. “Hacemos lo que sabemos hacer: reflexión, estudios y ofrecer a la sociedad estos esfuerzos”.

Sobre el asunto de la movilidad en concreto, Martinón recordó que la universidad cuenta con una cátedra específica sobre ello, “con conocimientos y experiencia acumuladas”. También se refirió a la campaña institucional para promover el uso de vehículos privados entre varias personas y así impulsar “la cultura de compartir”.

El vicerrector explicó el desarrollo de los foros ULL Opina, en los cuales un grupo de profesorado de la universidad especializado en un asunto concreto desarrolla un proceso de reflexión en torno a un tema de interés para Canarias, que se concreta en un seminario público y cuyas conclusiones son posteriormente editadas y puestas a disposición pública a través del sitio web del foro.

Por su parte, González presentó brevemente el programa de la jornada y posteriormente participó en calidad de ponente con una intervención denominada “La movilidad en Tenerife. Diagnóstico y casos de estudio”. En ella planteó un diagnóstico de la situación en la isla, aportando cifras que muestran que, efectivamente, existe “un problema de movilidad que hace que el objetivo de sostenibilidad esté muy cuestionado”.

La experta presentó dos investigaciones que se han desarrollado en el seno de la Cátedra de Economía y Movilidad, uno analizando las preferencias de movilidad del alumnado universitario y otro sobre las tendencias de transporte para desplazarse hasta el Parque Nacional de El Teide. El primero de ellos se realizó a partir de datos de 2016, y en él se simulaba la implantación de un carril Bus-VAO y se analizaba la predisposición por parte del alumnado a utilizar esa nueva alternativa. El estudio demostró que, efectivamente, había mucha receptividad hacia esa nueva medida.

El segundo estudio analizó los patrones de movilidad de los visitantes al parque nacional y proponía medidas de gestión al respecto. Al igual que en el estudio anterior, se reafirmaba el hecho de que existe un uso abusivo del coche, que en este caso de alquiler.

Para la directora de la cátedra, las posibles soluciones para los problemas de movilidad en Tenerife pasarían por incentivar el uso del trasporte peatonal y por bicicleta cuando sea posible, y del transporte público colectivo para trayectos mayores, así como activar medidas que desincentiven el uso individual del vehículo privado, que según González Marrero “es el patrón de comportamiento habitual en la isla, donde casi nadie comparte vehículo”.

Por tanto, habría que impulsar medidas simultáneas como restricciones en carretera y al aparcamiento, e incluso la instauración de peajes en muchos lugares, una medida que no tiene por qué tener afán recaudatorio: “En muchos lugares, la recaudación del peaje se deriva totalmente a mejoras en el transporte público, y yo creo que esa es una de las formas que podríamos aplicar aquí”.

 


Archivado en: Destacado, Institución, Portada ULL

Etiquetas: , ,