Skip to main content

Investigadores de la ULL colaboran en la restauración de los suelos de las cumbres de Famara en Lanzarote

viernes 15 de enero de 2021 - 10:39 GMT+0000

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias ha iniciado la toma de muestras de suelo en las cumbres de Famara, en la isla de Lanzarote. Se trata de uno de los primeros pasos incluidos en el proyecto experimental destinado a la restauración de hábitat en esta zona, una iniciativa que cuenta con un presupuesto de 1.159.749 euros y en la que participa activamente la Universidad de La Laguna. El proyecto, que está siendo ejecutado por la empresa pública Gestión y Planeamiento territorial y Medioambiental (Gesplan), adscrita a la Consejería, se inició el pasado mes de noviembre de 2020 y está previsto que culmine en 2022. Además, está enmarcado dentro del Programa Operativo FEDER (2014-2020).

En esta primera fase del proyecto, un equipo técnico llevó a cabo la primera campaña de recolección de bolsas de suelo y raíces para conocer el estado de degradación de las cumbres de Famara a través de diferentes indicadores de salud del suelo. El objetivo es realizar, al menos, dos recolecciones anuales en condiciones favorables y desfavorables de humedad determinadas por la época del año y las condiciones climatológicas reinantes. Asimismo, el estudio del suelo se realizará en los próximos meses a través de diferentes indicadores fisicoquímicos y biológicos en el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias y en la propia universidad, con la participación de Milagros León Barrios, del área de Microbiología, quien dirige el grupo de investigación ‘Interacciones  beneficiosas, plantas y microorganismos’ y del área de Edafología a través del investigador Francisco Javier Díaz. Ambos son codirectores técnicos del proyecto por parte del centro académico.

«Se trata de una isla extremadamente árida, donde los procesos erosivos son muy intensos, lo que provoca pérdidas anuales de suelo bastante elevadas y la disminución paulatina de la cobertura vegetal», explican los investigadores de la Universidad de La Laguna. De hecho, se han realizado con anterioridad iniciativas de restauración en estas zonas, que han resultado infructuosas debido principalmente al estado de degradación de los suelos, matizan.  «La idea es potenciar la microbiología del suelo para que pueda soportar la repoblación que se lleve a cabo con posterioridad, y para ello trabajamos con dos grupos esenciales, hongos micorrícicos y bacterias fijadoras de nitrógeno», señala Milagros León Barrios.

Este proyecto parte de una iniciativa de la Consejería, que promovió un taller científico en Lanzarote el año pasado para analizar qué ha ocurrido en las últimas décadas en esa zona, donde se han llevado a cabo diversos proyectos de restauración con muy escaso éxito. La Consejería apoya la propuesta de investigadores de la ULL-ICIA que plantean una forma diferente de abordar el problema, con una visión más holística que aúna conocimientos de edafología, microbiología y botánica. «Proponemos llevar a cabo un proyecto interdisciplinar en el que el suelo constituya uno de los pilares fundamentales de actuación, porque es en cierta medida la piedra angular sobre la que va a girar el funcionamiento de todo el ecosistema, y por tanto debemos mejorar la calidad del mismo si queremos tener algunas posibilidades de éxito en los proyectos de restauración en territorios altamente degradados», asegura el investigador Francisco Díaz. Tanto uno como otro añaden que es la primera vez que se le da la importancia al suelo que merece, «que contiene una vida microbiana importantísima, clave en el mantenimiento de la calidad del mismo y en el desarrollo de la vegetación. Igualmente, el estado de conservación de la vegetación afecta a la calidad del suelo». Se trata pues de una interacción constante; «por eso no se puede abordar una de las partes individualmente, sino de forma conjunta», precisan.
Esta primera etapa del proyecto ha incluido, además, el inicio de las labores pertinentes para el acondicionamiento de parcelas e instalaciones con el objeto de constituir un huerto de productores principal y uno secundario, para que alberguen la producción de material seminal de especies nativas de las cumbres de Famara. El consejero del departamento autonómico, José Antonio Valbuena, explicó se trata de asegurar la disponibilidad de material vegetal para luego desarrollar las labores de revegetación de la parcela experimental; establecer parcelas de productores que garanticen la disponibilidad de material seminal durante todo el periodo de duración del proyecto, aún en condiciones climáticas desfavorables; potenciar el enriquecimiento de la microbiota del suelo con el fin de incrementar las probabilidades de éxito de las labores de restauración y abordar el estudio de los suelos objetivo, así como el desarrollo de mecanismos para evitar la erosión.

El consejero delegado de Gesplan, Agoney Piñero, añade que desde la empresa pública se está trabajando en poner a disposición de este proyecto un equipo técnico que trabajará en colaboración con el equipo multidisciplinar de expertos que colaboran en esta iniciativa por parte del ICIA, la Universidad de La Laguna, el Cabildo de Lanzarote y la propia Consejería que permita, no solo avanzar en materia medioambiental, especialmente en la isla de Lanzarote y un entorno de tanto valor como las cumbres de Famara, sino también generar puestos de trabajo.

“En los meses de noviembre y diciembre de 2020 se han dado los primeros pasos necesarios para implementar esta iniciativa; a partir de ahora se continuará, también, con la toma de muestras, se habilitarán las parcelas previstas, se procederá a vallados transitorios para evitar el paso de herbíveros y se llevará a cabo la instalación de infraestructuras que maximicen la captación de agua, entre otras labores”, apuntó. Además, agradeció la confianza depositada por parte de la Consejería y resaltó que en estos momentos ambas entidades trabajan de forma conjunta en diversos proyectos en todo el archipiélago en materia ambiental, de infraestructuras, innovación o planificación territorial.

Este proyecto ha planificado una serie de trabajos complementarios que se desarrollarán a lo largo de 2021, con el objetivo de limitar el acceso de los herbívoros a los enclaves de actuación más sensibles del proyecto; acondicionar las parcelas objetivo para poner en práctica las diferentes metodologías experimentales que permitan desarrollar las labores de restauración; y obtener planta viva a partir de material seminal oriundo de la cumbre y acometer su introducción en el medio aplicando técnicas experimentales de plantación e inseminación.

 


Archivado en: Biología Animal, Edafología y Geología, Bioquímica, Microbiología, Biología Celular y Genética, Ciencia ULL, Destacado, Investigación, Portada ULL

Etiquetas: , , , , ,

/**/