Skip to main content

Solana, López Aguilar y Malamud reivindican el papel de la UE en un contexto de tensiones entre China y EE.UU.

martes 15 de junio de 2021 - 18:37 GMT+0000

Intervención de Javier Solana.

El diplomático Javier solana, el eurodiputado Juan Fernando López Aguilar y el investigador principal del Real Instituto Elcano Carlos Malamud han participado hoy, martes 15 de junio, en la sesión de tarde los “Encuentros con el futuro” organizados por el Consejo Social de la Universidad de La Laguna. Sus intervenciones trataron de establecer el actual estado de la cuestión de las relaciones internaciones globales y, en ese contexto, reivindicar el papel de la Unión Europea y, más particularmente, Canarias como puente necesario para fortalecer especialmente las relaciones con África, que es el continente hacia el que está tornando su mirada Europa.

El primero en intervenir fue Javier Solana, quien actualmente es presidente de EsadeGeo–Center for Global Economy and Geopolitics quien, al margen de la pandemia, destacó como hecho más significativo de la geopolítica del presente la tensión entre una potencia emergente como es China y otra potencia que está paralizada, Estados Unidos. En estos momentos las fricciones se están dando principalmente en el ámbito comercial y diplomático, pero el ponente recalcó que los dos agentes en disputa son, también, potencias nucleares, por lo que hay que tratar por todos los medios de que la situación no escale.

Recordó que todavía existe cierta infravaloración sobre China, que efectivamente hace unos años era una potencia agrícola “pero ahora lo es no solo industrial, sino en la frontera del conocimiento”. Como dato, señaló que este año se habían graduado en China más estudiantes de áreas científicas que en EEUU y el resto del mundo, lo cual explicita su potencial no solo comercial, sino científico e intelectual.

En esta crisis, la Unión Europea tiene un gran papel que hacer como mediadora, y más en estos momentos en los que ha salido, a juicio de Solana, fortalecido por su manera de gestionar los recursos durante la pandemia, mucho mejor que en la anterior crisis de 2008.

El diplomático se congratuló por que la presidencia de Joe Biden está regresado la política de EEUU hacia los cauces previos a la administración Trump, con el retorno al tratado del clima de París como primer hito. En ese sentido, señaló la importancia de la próxima cumbre del clima prevista para noviembre, en la que se establecerán dos fechas para ir rediciendo paulatinamente el CO2: en 2030 y 2050, cuando las emisiones deberían llegar a cero.

Seguidamente, Carlos Malamud se centró en las relaciones entre Europa y América Latina, un tanto confusas porque en la actualidad cada una de las partes no sabe muy bien qué le puede aportar la otra. De hecho, según a qué estudioso se le pegunte, dirá que las relaciones son intensas y provechosas o, por el contrario, de una gran indiferencia. Para el ponente, sería deseable que esa relación fuera fluida porque, en ese caso, ambas podrían tener posiciones de fuerza común en los organismos multilaterales internacionales.

La extraña relación entre Europa y América queda evidenciada por la situación del Tratado de Asociación firmado con Mercosur, que llevó mucho tiempo negociar, se cerró tras mucho esfuerzo, pero a día de hoy todavía no ha sido ratificado, un proceso que debe darse en el Parlamento Europeo y en los diferentes parlamentos nacionales y no ha avanzado porque hay resistencias por ambas direcciones. A juicio de Malamud, la rúbrica sería un gran avance par la UE, pues lograría así tratados de cooperación de diferente calado con todos los países, menos Venezuela.

En las tensiones entre EEUU y China, América Latina parece estar virándose hacia la segunda potencia tras haber sido considerada durante décadas “el patio de EEUU”. Por su parte, la UE también se ve envuelta en ese conflicto pero con una perspectiva diferente: la autonomía estratégica, que no equidistancia porque hay más cercanía con EEUU:

J. F. López Aguilar.

J. F. López Aguilar.

Finalmente, el eurodiputado Juan Fernando López Aguilar reflexionó que a Canarias le ha gustado presentarse como plataforma tricontinental, pero en la globalización las distancias físicas importan mucho menos que la determinación geoestratégica. Y ahora mismo, la mejor determinación posible sería seria construir vecindad con África.

Recordó que cuando España y Portugal se incorporaron a la UE, su aportación de valor era que propiciaban el contacto con América Latina. Pero en los últimos años las instituciones europeas han reparado en la importancia estratégica de África: “mucho más que competir con EEUU y Asia en el Pacífico, la UE tiene poderosas razones para mirar a África en serio”. Y en ese contexto, España puede ser muy determinante, pues es le único territorio de la UE con fronteras terrestres con África.

Para López Aguilar es necesario cambiar la actual retórica de presentar Canarias como frontera exterior europea amenazada por África, por otra que fomente una asociación mutuamente beneficiosa de vecindad. Y citó expresamente Marruecos, que ya ocupa de facto les territorio del Sahara Occidental, lo cual es una situación que calificó como “de difícil reversión”. Pese a las tensiones actuales, cree que puede ser un socio estratégico y que España y el reino norteafricano están condenados a entenderse, “pero debe ser de respeto mutuo.


Archivado en: Destacado, Institución, Portada ULL

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,