Skip to main content

El Consejo de Gobierno aprueba la concesión de siete medallas a profesorado y personal de administración

viernes 01 de febrero de 2019 - 14:44 UTC

El Consejo de Gobierno de la Universidad de La Laguna acordó hoy 1 de febrero conceder su máxima distinción, la Medalla de Oro, a siete miembros de la comunidad universitaria, de los que tres son personal de administración y servicios y cuatro profesores. Todos ellos se han jubilado recientemente o lo van a hacer en los próximos meses.

Así, el órgano colegiado tuvo oportunidad esta mañana de conocer los méritos que concurren en cada una de las propuestas, venidas de diferentes estamentos del centro académico. El primero en intervenir fue el profesor Francisco Clavijo para presentar la candidatura de Manuel Álvarez de la Rosa, catedrático de Derecho que ha estado vinculado 45 años en la Universidad, en sus diferentes categorías docentes. Clavijo sostuvo que el área de Derecho del Trabajo es conocida como la escuela laboralista de la Universidad de La Laguna, con gran repercusión en el ámbito latinoamericano, parte de cuyo éxito se debe a Álvarez de la Rosa.

Jubilado en 2015, es autor de siete libros, cuarenta publicaciones y otros tantos artículos en revistas especializadas, y ha dirigido cuatro tesis doctorales. La transmisión del saber jurídico culto fue otro aspecto destacado por Clavijo. El saber culto se sustenta en la unidad del conocimiento, algo que Álvarez de la Rosa supo transmitir, porque, en su opinión, enseñaba Derecho con mayúsculas, como sustento de la convivencia en libertad y pieza básica de la democracia. Manuel Álvarez de la Rosa fue definido como un gran laboralista, comprometido con la libertad y la democracia.

El propio rector fue quien glosó la figura de Ángeles Betancor Yanes, miembro del personal de administración y servicios jubilada prematuramente. Se trata de una candidatura sustentada por la Gerencia y el propio Rectorado. Martinón la calificó de trabajadora ejemplar, como persona que ha creado buen clima en el seno de la universidad, una característica común a todos los candidatos a este galardón. Betancor Yanes fue secretaria del rector durante ocho años, asumiendo un amplio conjunto de funciones de conexión con la sociedad, adujo el proponente. Después de esa etapa, ha trabajado en la secretaría de la Gerencia y en la Escuela de Doctorado y Estudios de Posgrado.

Candelaria Rodríguez Dávila fue la encargada de presentar la figura del profesor José Manuel Méndez, en un año en el que los estudios de matemáticas en la Universidad cumplen cincuenta años. Méndez Pérez estuvo en la incipiente creación de la Sección de Matemáticas, y de hecho su actividad ha sido esencial para este centro, creado en 1978, y del que fue secretario, vicedecano y decano.

Calificado de buen alumno, extraordinario profesor y excelente dirigente académico por sus compañeros, ha publicado más de 60 artículos y ha dirigido seis tesis doctorales. Su magisterio permanente ha beneficiado a la comunidad matemática de la Universidad de La Laguna, influyendo de forma decisiva en el buen nivel académico de esta disciplina, aseguró Rodríguez Dávila.

La directora del Servicio de Biblioteca, Carmen Julia Hernández, elevó al Consejo de Gobierno la propuesta de Fernando Rodríguez Juco, quien ocupara ese cargo desde 1998 hasta 2006, para luego pasar a subdirector de Nuevas Tecnologías.  La responsable del servicio realzó su implicación en la mejora de las condiciones de los trabajadores, lo que le llevó a dirigir la Junta del PAS. Rodríguez Junco también ha participado activamente en la Red REBIUM de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas y ha prestado especial atención al acceso abierto a la documentación científica. Hernández añadió que la labor del que será Medalla de Oro fue fundamental para que la biblioteca comenzara a prepararse para distintos procesos de evaluación.

El acceso abierto, la responsabilidad social y el papel de las bibliotecas en el Espacio Europeo de Educación Superior fueron algunas de las especialidades de Rodríguez Junco. Su visión estratégica fue destacada por la directora del servicio, que también alabó su preocupación constante por la institución y su buen compañerismo, contribuyendo enormemente para que esa unidad tenga un buen clima laboral. Aunque ya está jubilado, la Biblioteca Universitaria sigue contando con él en calidad de asesor.

La vicerrectora de Infraestructuras y Servicios Universitarios, Norena Martín, se hizo cargo de la candidatura de Ramón Rojas, director del Servicio de Deportes desde 1995, quien ha recibido recientemente el Premio Honorífico de la Asociación Canaria de Profesionales de Gestión Deportiva, por una trayectoria profesional en la que ha promovido un deporte universitario limpio e inclusivo, elemento que ha extendido a todas las actividades de este servicio.

El modelo de deporte universitario ha evolucionado, gracias a la gestión de Rojas y de su equipo, desde el competitivo y masculinizado hacia otro más abierto, favoreciendo explícitamente la presencia de la mujer en diversas modalidades. Hoy se potencia el deporte para el ocio y la recreación, sin olvidar la primera vertiente, pero atendiendo especialmente al deporte como parte integral de la formación de los estudiantes y potenciando habilidades motrices, explicó la vicerrectora, quien también hizo alusión al esfuerzo de modernización de las infraestructuras y de atención a los usuarios.

La docente Inmaculada Perdomo presentó la candidatura de Ángela Sierra González, a propuesta del Instituto Universitario de Estudio de las Mujeres y de la Sección de Filosofía. Fue decana de la entonces Facultad de Filosofía, y es especialista en pensamiento utópico y filosofía griega, pensamiento latinoamericano y directora de la Cátedra Cultural de Hermenéutica Crítica, en colaboración con la UNED. Su labor docente recorre tres décadas, ha dirigido títulos propios y multitud de cursos de especialización y es una constante su participación en los congresos internacionales.

Frente a su vertiente filosófica y feminista, hay que destacar también la política a través de la formación Izquierda Unida como representante en el Parlamento Europeo, contribuyendo además a la redacción del Tratado de Amsterdam sobre las regiones ultraperiféricas Destacada maestra del feminismo, ha participado en el consejo rector del Instituto Canario de la Mujer, la Asociación Española de Mujeres Juristas o el Foro Canario de la Justicia. Perdomo hizo hincapié en el compromiso de Sierra con el avance de la igualdad, al tiempo que se refirió a su labor como fundadora del Centro de Estudios Latinoamericanos y su destacado papel en el Campus América, dado la enorme red de colaboraciones académicas que mantiene con el continente americano.

Finalmente, la docente Carmen Concepción fue la encargada de presentar la candidatura de María Luisa Tejedor Salguero, catedrática y experta en erosiones y estudios del suelo y de su impacto con el cambio climático. Tejedor ha sido investigadora principal de más de una decena de proyectos nacionales e internacionales, ha dirigido 17 tesis doctorales y ha publicado 140 artículos en revistas especializadas.

Su prestigio investigador, señaló la proponente, le hace ser miembro de multitud de comisiones evaluadoras de programas de Ministerio de Ciencia y de órganos de comunidades autónomas.  Tejedor Salguero ha sido rectora de la Universidad de La Laguna, consejera de Industria del Gobierno de Canarias y presidenta de la Fundación CajaCanarias durante dos años.

Nuevo protocolo contra el acoso sexual

El Consejo de Gobierno ha aprobado en la sesión de hoy la nueva formulación del Protocolo para la Detección, Prevención y Actuación en los supuestos de Acoso Sexual y Sexista, por  23 votos a favor, 6 en contra y 6 abstenciones. La modificación obedece a una decisión unánime del Claustro sobre la conveniencia de modificar el citado protocolo y adaptarlo a la situación actual. Para ello se creó una comisión de trabajo que ha concluido después de siete meses de reuniones, y en la que ha habido representantes de todos los sectores de la comunidad universitaria.

Laura Aguilera, la directora de la Unidad de Igualdad, destacó que el nuevo protocolo se reafirma en la no tolerancia del acoso sexual o sexista dentro de la institución. Entre sus cambios más importantes, se amplía el ámbito de aplicación, incluyendo al personal de la Fundación General y al personal becario, se explicita la formación para los distintos colectivos, se elimina la necesidad de que la presunta víctima tenga que ratificar la denuncia y posibilita que el Rectorado actúe de oficio.

En cuanto al procedimiento, se establecen plazos en cada estadio para ofrecer mayor garantía jurídica a las partes, al tiempo que se crea una oficina que sustente todas las actuaciones previstas, dotada de personal técnico y también de personal de administración y servicios, dependiendo de la Unidad de Igualdad. Esta oficina será el punto de formación e información, y también el lugar donde puedan presentarse las presuntas denuncias.

Contratos

El Consejo de Gobierno autorizó el inicio de tramitación de varios contratos gestionados por la Gerencia de la Universidad de La Laguna. Uno de ellos tiene que ver con el soporte de varias aplicaciones informáticas que sustentan distintos procesos dentro de la institución. Otro es el relativo al servicio de vigilancia y seguridad, cuyo contrato actual expira en mayo. Se ha revisado las prestaciones actuales de este contrato para dimensionarlo adecuadamente, explicó la gerente, y atender diferentes necesidades de los campus.

Otro de los contratos que ha recibido hoy el visto bueno del órgano colegiado es el de suministro de agua de riego para jardines de campus de Guajara y fincas de Ingeniería Agraria. Por último, Lidia Pereira también presentó a Consejo de Gobierno el contrato de suministros de energía eléctrica para baja tensión.

Dobles titulaciones

El Consejo de Gobierno dio también su visto bueno, por unanimidad, a las directrices para la tramitación de propuestas sobre dobles titulaciones. Se trata de un programa que combina dos títulos oficiales de forma que se le facilita al estudiante obtener los dos títulos en un tiempo menor, más condensado. Las directrices presentadas por la vicerrectora de Docencia, Ana Isabel Jiménez Abizanda, establecen la documentación necesaria que deben llevar las propuestas, la estructura del plan y la tabla de equivalencias. La propuesta debe estar avalada por el centro y la comisión de estudios de grado o de posgrado, antes de llevarla a Consejo de Gobierno.

En la propuesta se debe garantizar el que el alumnado adquiere las competencias de sendas titulaciones y debería ajustarse al 75% de créditos de las dos titulaciones. El 25% que no se cursa obedece a que se reconocen de un título a otro, aseguró la vicerrectora. La implantación de un doble título ha de hacerse curso a curso.

Por su parte, el Vicerrectorado de Relaciones con la Universidad presentó varias propuestas de cátedras culturales. Una de ellas, auspiciada por el Gobierno de Canarias, es la de Regiones Ultraperiféricas de la Unión Europea. Otra cátedra aprobada fue la de Pedro Molina Ramos de Estudios Campesinos. Francisco García informó igualmente de la creación del Aula Cultural de Jardinería, Biodiversidad y Permacultura, liderada por personal de administración y servicios, y la de Altas Capacidades Intelectuales y Talento.


Archivado en: Destacado, Gobierno universitario, Noticias PAS, Noticias PDI, Noticias perfiles, Portada ULL

Etiquetas: , , , ,