Skip to main content

Un profesor de la ULL coordina el primer volumen en español sobre las dificultades específicas de aprendizaje desde la prevención

martes 19 de febrero de 2019 - 10:32 UTC

El catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de La Laguna, Juan E Jiménez, es el coordinador del primer manual que se edita en español y que ofrece una visión general de un novedoso enfoque preventivo que permite identificar al alumnado con mayor riesgo de dificultades de aprendizaje y darles el apoyo que necesitan para progresar en la escuela. En palabras de Linda S. Siegel, prologuista de la obra y profesora de la University of British Columbia (Canadá), este libro “es una invitación para adentrarse en un nuevo escenario que resulta muy prometedor para el abordaje de las dificultades específicas de aprendizaje y su prevención”.

El volumen, denominado Modelo de Respuesta a la Intervención: un enfoque preventivo para el abordaje de las dificultades específicas de aprendizaje, está publicado por Pirámide. Desde la promulgación de la Ley Orgánica de Educación (LOE) y refrendada por la actual Ley Orgánica de Mejora y Calidad Educativa (LOMCE), se apuesta por la detección e intervención temprana, lo que justifica el desarrollo de modelos preventivos en la escuela. En la actualidad predomina en nuestro sistema educativo un modelo basado en la espera al fracaso (Wait to Fail Model, en su denominación en inglés), porque la detección y el diagnóstico llegan cuando el niño ya tiene un retraso significativo en su aprendizaje respecto a sus compañeros, explica el experto de la ULL.

Este modelo está dejando paso a otro alternativo o enfoque emergente denominado Modelo basado en la Respuesta a la Intervención (Response to Intervention Model, RtI, en su denominación en inglés) que plantea intervenir preventivamente y sistemáticamente sobre la totalidad del alumnado y, en particular, en los alumnos que se empiezan a retrasar, en aquellas habilidades que son claves para el aprendizaje.

El Modelo RtI tiene como principal objetivo proporcionar a todos los estudiantes las mejores oportunidades para tener éxito en la escuela, identificar a los alumnos que están en riesgo de obtener resultados académicos por debajo de lo esperado, hacer un seguimiento de su progreso de aprendizaje, e ir ajustando la intervención en términos de intensidad y modalidad de agrupamiento en base a la respuesta del alumno, asegurando en todo momento que reciben una instrucción apropiada que debe estar basada en la evidencia científica.

El libro comienza con una definición del modelo y describe sus componentes esenciales como son el sistema multinivel de apoyo, proceso de cribado, control del progreso de aprendizaje, y la toma de decisiones basada en los datos. Se presenta en distintos capítulos su aplicación a las áreas instrumentales de aprendizaje de la lectura, escritura y matemáticas. Para cada una de estas áreas de aprendizaje se define el estatus de riesgo, cuándo debería iniciarse la identificación temprana, cómo llevar a cabo esta identificación, qué es exactamente lo que se debe evaluar y el tipo de instrucción que los estudiantes en riesgo necesitan recibir.

Una novedad es que el manual ofrece material complementario de evaluación basada en el currículo que permite realizar un cribado universal y una evaluación del progreso de aprendizaje del alumnado en las áreas instrumentales básicas de lectura, escritura y matemáticas. Se trata del sistema de evaluación Indicadores de Progreso de Aprendizaje en Lectura (IPAL), Indicadores de Progreso de Aprendizaje en Escritura (IPAE) e Indicadores de Progreso de Aprendizaje en Matemáticas (IPAM). Todo ello se ha estandarizado para los primeros años de la escolaridad (desde Infantil 5 años hasta 3º Educación Primaria), a través de estudios longitudinales, tomando medidas al inicio, mediados y fin del año escolar en población hispanohablante, procedente de las Islas Canarias.

Asimismo, el manual aporta también material complementario de actividades instruccionales basadas en la evidencia para la mejora de los procesos de aprendizaje de las áreas mencionadas, y que son necesarias para intervenir con la población de riesgo identificada.

En suma, se trata del primer manual que se edita en español para ofrecer a estudiantes de grado y posgrado, psicólogos, logopedas, pedagogos y maestros una visión general de este enfoque preventivo para el abordaje de las dificultades específicas de aprendizaje.


Archivado en: Destacado, Investigación, Portada ULL, Psicología Evolutiva y de la Educación

Etiquetas: , ,