Skip to main content

Campus América muestra ejemplos de cómo niños con pluridiscapacidad se integran en los colegios

viernes 05 de julio de 2019 - 12:30 GMT+0000

El salón de grados de la Facultad de Educación de la Universidad de La Laguna acogió hoy, viernes 5 de julio, el segundo día del Simposio Internacional sobre Actividad Física Inclusiva. Esta jornada, que se incluye dentro del Campus América, reunió a más de una decena de profesionales vinculados con la educación inclusiva que aportaron sus experiencias prácticas que han obtenido en diferentes proyectos nacionales y locales.

Después de la primera jornada de ayer en la que se reflexionó acerca de la actividad física dirigida a todas las personas sin excepción, este segundo día se centró en la aportación de los conocimientos y resultados de los distintos expertos. Continuando con la premisa de que la inclusión no solo debe ser una cuestión llevada a cabo en centros especializados sino una dinámica social, uno de los proyectos que se presentaron fue el desarrollado por miembros del grupo de estudios de educación física e inclusión del alumnado con discapacidad del Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Barcelona.

Merche Ríos, miembro del proyecto «JUGUEM!»

Foto: Emeterio Suárez (CC BY 3.0)

“JUGUEM!” es el nombre de este proyecto en el que se lleva trabajando desde hace seis años en Cataluña y que se basa en la labor que realizan profesionales de la educación en actividades extraescolares con un grupo heterogéneo de niños con diferentes capacidades. Gracias a la unión de estos menores y al trabajo de los expertos incluidos dentro del proyecto, se ha conseguido integrar y normalizar la interacción entre niños con y sin discapacidad, una situación, que como asegura Merche Ríos, una de las desarrolladoras de “JUGUEM!”, “no ocurre en la mayoría de los colegios actualmente”.

Otro de los puntos importantes dentro del proyecto radica en que el aprendizaje no solo se realice dentro de unas instalaciones concretas. Esto quiere decir que una vez el grupo esté cohesionado no se limite a estar dentro de un pabellón, sino que se traslade a otros lugares como la piscina o el parque, posibilitando así que los niños den ejemplo de integración a la sociedad. Justo en estos términos se expresó Merche Ríos haciendo hincapié en la necesidad de que todos los ciudadanos vean natural la interacción entre menores con distintas capacidades.

Aún queda recorrido por hacer en la integración de niños con algún tipo de discapacidad, más allá de los centros especializados. Incluso, en este sentido, Ríos relató parte de la conversación que mantuvo con una de las madres de los dos niños con pluridiscapacidad integrados en “JUGUEM!” y señaló que su hijo, a pesar de ir en silla de ruedas, también tiene derecho a divertirse como el resto de menores de su edad. Por este motivo, este proyecto es pionero, puesto que otorga naturalidad a grupos heterogéneos, que conviven en actividades extraescolares no competitivas, y además ayuda a crear una sociedad más justa e igualitaria.


Archivado en: Campus América 2019, Destacado, Institución, Portada ULL

Etiquetas: