Etiqueta: rendimiento

Problemática de las redes WiFi

 

           La WiFi es, básicamente, una tecnología inalámbrica que permite a múltiples dispositivos conectarse a Internet. Este tipo de conexión sin cable, ha revolucionado el concepto de conectividad que tenían los usuarios y ha supuesto un enorme incremento en el uso de esta tecnología. En la Universidad de La Laguna, esta revolución ha llegado para quedarse y cada vez que se incrementan las zonas donde se da cobertura WiFi, aumentan exponencialmente los problemas intrínsecos que esta tecnología trae consigo.

         Las redes inalámbricas se basan en un enlace que utiliza ondas electromagnéticas en lugar de cableado, lo que permite que dispositivos remotos se conecten sin dificultad. Esto ha generado un éxito sin precedentes debido a una combinación de factores, pero que para el usuario se resume en una palabra: “movilidad”. Este uso de ondas electromagnéticas ha originado que exista una regulación legal del uso del espectro electromagnético, y cada país produce normativas sobre los rangos de frecuencia y potencia de emisión permitidos.  La tecnología WiFi es una forma de usar estas ondas electromagnéticas a nivel doméstico, lo que la ha hecho ser muy popular,  así como el medio más común para conexión a internet. La proliferación de dispositivos con conexiones a través de WiFi (ordenadores portátiles, puntos de acceso, tablets, smartphones, etc) produce que haya lugares donde el espectro radioeléctrico comienza a estar saturado.

La red WiFi en la ULL

    La red WiFi o red inalámbrica de la Universidad es una extensión de la tradicional red cableada, por la cual la ULL ha apostado muy fuerte desde el año 2006, aunque ha sido en los últimos años, cuando a partir de diferentes proyectos de ampliación, se ha experimentado un aumento considerable en el número de puntos de acceso,  lo que ha traído consigo el aumento de las conexiones y que a su vez ha acarreado un aumento importante en problemas relacionados sobre todo en la saturación en el espectro.

evolucion wifiULL

Evolución del número de puntos de acceso instalados en la ULL

Condiciones con que se da el servicio WiFi en la ULL

    El servicio WiFi es, por definición, un servicio no determinista, es decir, debido a la gran cantidad de factores externos que pueden afectar al mismo, es imposible garantizar unos niveles de calidad predeterminados.

    Es un servicio no crítico y a día de hoy, en la ULL, se da con infraestructuras de tres fabricantes diferentes usando gestiones centralizadas, que, a través de controladoras, gestionan todos los puntos de acceso repartidos por los edificios de la ULL. El servicio WiFi se ofrece sólo a través de la publicación de tres SSID (ULL-CONECTA y eduroam), cualquier otro SSID se considerará ajeno a las infraestructuras de la ULL.

    La naturaleza de la tecnología WiFi (protocolos y medio de acceso) lo hacen muy sensible a elementos externos que pueden afectar al servicio, algunos de estos factores externos que pueden influir en la calidad del servicio son:

  • Interferencia de puntos de acceso “no institucionales” dentro del ámbito de cobertura de los puntos de acceso ULL.
  • Interferencia de otros equipos (mandos a distancia, vídeo inalámbrico, auriculares bluetooth, hornos microondas etc.) que funcionan a 2.4 Ghz, por lo que ocupan los mismos canales que nuestros APs y generan interferencias.
  • Usuarios que de forma accidental o intencionada generan tráfico masivo. Recordar que las obligaciones de los usuarios a la hora de usar los recursos que la ULL ofrece,  están recogidos en el  reglamento del servicio TIC

Por todo esto la Universidad se esforzará en ofrecer disponibilidad y accesibilidad del servicio WiFi con continuidad, pero, debido a todo lo anterior, no lo puede garantizar.

Recomendaciones y buenas prácticas a la hora de usar la red WiFi en la ULL.

    Desde la gestión centralizada de las infraestructuras WiFi, se han parametrizado los equipos con criterios de carácter genérico,  pero como se ha explicado hay factores externos e incontrolables que pueden afectar el servicio, para minimizar estos efectos se describen las siguientes recomendaciones:

  • El número de canales disponibles a 2.4 GHz es de tres y a 5 GHz es de 4. Además la banda 2.4 GHz tiene la desventaja de que está bastante congestionada por otro equipos como pueden ser: teléfonos inalámbricos, router Wi- Fi caseros, microondas, impresoras WiFi, dispositivos Bluetooth, etc,  por lo que se recomienda adquirir dispositivos funcionen a 5 GHz
  • El ancho de canal puede ser de 20 o 40 MHz, por lo que hay que confirmar que se adquieren equipos que usen un ancho de canal a 20 MHz o al menos que cambien de 40 a 20 MHz automáticamente.canaleswifi.5mv.clhuwpy71z
  • No usar/instalar APs que no sean de la infraestructura ULL (routers WiFi caseros, repetidores WiFi, etc.), pues interfieren en el servicio WiFi corporativo.
  • Evitar, en lo posible, el uso de equipos antiguos, pues el equipo con la tecnología más antigua (y lenta) “marcará” la velocidad de acceso de todos los dispositivos conectados a un punto de acceso. Por lo que se deberán adquirir que soporten las últimas tecnologías del mercado (por ejemplo: 802.11ac)
  • Cualquier instalación de equipamiento, como sistemas de sonido,  vídeo, etc, que sean inalámbricos interfieren en el servicio wifi, ya que comparten la frecuencia en la que funcionan., esto genera pérdida en el servicio wifi y mala calidad en los sistemas instalados (sonido y vídeo), por lo que se recomienda que estos sistemas sean cableados.
  • Debido a que cuando un dispositivo de un usuario que esté desplazándose  se asocia a un AP, este  dispositivo del cliente (móvil, tablet, portátil, etc…) intentará mantener esa conexión aunque haya otro punto de acceso wifi que le de mejor servicio. Para solucionar esto,  se recomienda que si se detecta un mal servicio wifi, el usuario desactive la wifi y la vuelva a activar para que se asocie al punto de acceso que mejor señal le ofrezca.
  • A la hora de crear un caso de soporte es importante ofrecer toda la información posible, para lo que se recomienda usar alguna de las siguientes aplicaciones para enviar la información necesaria para resolver problemas.