Sostenibilidad
Campus y sostenibilidad | Compromiso institucional

Evaluación de la sostenibilidad

La Universidad de La Laguna ha desarrollado en el año 2017 un Diagnóstico de Sostenibilidad de sus actividades. Para ello se ha indagado sobre los hábitos, comportamientos o procedimientos que realiza la comunidad universitaria.

La ambientalización es un proceso de reconocimiento de los impactos que se provocan en la cotidianidad y de los cambios que deben producirse para contrarrestarlos. Es un concepto que se enmarca dentro de la Educación para el Desarrollo Sostenible, que persigue principalmente que las personas seamos conscientes del deterioro que provocan nuestras propias actividades y de la capacidad que tenemos para modificarlas, para que ese deterioro sea mínimo o inexistente.

La comunidad universitaria es uno de esos actores, ya que es un medio en el que las personas realizan diversas actividades que tienen unas consecuencias para el medio ambiente. La Comisión Sectorial Crue-Sostenibilidad recomienda a las universidades españolas que trabajen para fomentar la coherencia de las actividades de sostenibilización curricular con las actividades de sostenibilización de la vida universitaria y la gestión de los campus, otorgando la posibilidad de participar en la toma de decisiones y en las acciones que mejoren su calidad y la sensibilización ambiental. Propone una métrica para evaluar la sostenibilidad que ha servido como marco de referencia para las universidades españolas.

Por otro lado, el método global de Greenmetrics proporciona un sistema de evaluación uniforme que ofrece resultados cuantitativos lo que facilita la comparación entre las universidades, en cuanto a su compromiso para tratar los problemas de sostenibilidad e impacto ambiental.

Para el desarrollo de este diagnóstico se han examinado los siguientes aspectos de CRUE:

    1. Política de Sostenibilidad
    2. Implicación y sensibilización de la comunidad universitaria.
    3. Relaciones con la sociedad
    4. Docencia e Investigación
    5. Urbanismo y Biodiversidad
    6. Energía
    7. Agua
    8. Movilidad
    9. Residuos
    10. Compra Verde
    11. Actividades Universitarias

De los cuales, los criterios de 4 a 9 son también evaluados con el método de Greenmetrics, sistema que además tiene en cuenta “las infraestructuras” como una cuestión relevante donde medir el impacto ambiental y/o la sostenibilidad de las universidades.

La caracterización ambiental de la Universidad debe partir de un análisis interno y externo de las realidades ambientales y su influencia con las características, económicas y sociales, así como las institucionales que la identifican.

Como síntesis ambiental bajo el enfoque estratégico de la matriz DAFO el informe propone una serie de Debilidades, Fortalezas, Amenazas y Oportunidades:

DEBILIDADES FORTALEZAS
Ausencia de políticas para promover la cultura ambiental.

Ausencia de procedimientos para alcanzar los objetivos de una cultura ambiental.

Carencia de normativas y lineamientos ambientales internos.

Poco aprovechamiento de los recursos propios de la ULL.

Falta de sensibilidad y conciencia en la comunidad universitaria.

Pocos recursos financieros destinados a resolver problemas ambientales.

Dificultad para encontrar información asociada.

Escaso conocimiento del marco legal ambiental vigente.

Escaso conocimiento y divulgación de los proyectos ambientales realizados.

La ULL cuenta con personal cualificado.

Se tiene conocimiento y experiencia en áreas ambientales.

Existen resultados tangibles producto del esfuerzo del profesorado, estudiantes y personal de administración y servicios comprometido.

Oportunidades para realizar campañas e iniciativas que promuevan el respeto por el medio ambiente.

Existe amplia voluntad por parte del alumnado de inscribirse en materias ambientales.

Hay iniciativas de programas y proyectos para el manejo y disposición de residuos peligrosos y no peligrosos.

Existe un área destinada a las relaciones con la sociedad.

AMENAZAS OPORTUNIDADES
Aumento demográfico de la población universitaria.

Ausencia de políticas gubernamentales para apoyar a las universidades a resolver los problemas ambientales.

El cambio climático.

Elevado coste de la inversión a realizar.

Falta de autonomía universitaria.

Mejorar la imagen ambiental de la Universidad.

Reconocimiento por su calidad académica y ambiental tanto nacional como internacionalmente.

Aumento de servicios comunitarios.

Posibilidad de obtener créditos y otras fuentes de financiamiento para implementar programas ambientales.

Leyes y normas como instrumento para mejorar el desempeño ambiental en el campus.

Con la participación de los diferentes miembros de la comunidad universitaria, se construye una imagen de la universidad deseada para el futuro, cuyos retos se enuncian a continuación:

  • Una universidad que sea reconocida nacional e internacionalmente por su gestión de sostenibilidad ambiental.
  • Con un desarrollo que respete al ambiente, al paisaje construido, comprometida con principios y valores de sostenibilidad que conduzca a la excelencia académica.
  • Una universidad eficiente en el manejo de los recursos naturales, económicos, institucionales y sociales, a los fines de garantizar un desarrollo equilibrado en su territorio y la búsqueda de equidad e inclusión entre los miembros de la comunidad universitaria y su área de influencia.
  • Con una estructura organizativa y funcional apropiada, permitiendo una gestión ambiental eficaz, eficiente y sustentable, que fomente los valores de pertinencia, calidad de vida, comunicación efectiva y oportuna.
  • Ejemplo de innovación, con un rol protagónico en el área de la investigación, creadora de tecnologías ecoeficientes, con pertinencia ambiental, institucional, social y económica.
  • Creativa, que por encima de las limitaciones que puedan existir, logre desarrollar actividades de docencia, investigación, extensión y administración con resultados de alto nivel y calidad.
  • Rescatando valores, con la materialización en la exaltación y difusión de los valores universitarios, en especial el de conciencia ecológica en todos los miembros de la comunidad para que a su vez sirvan de entes multiplicadores en su lugar de residencia.
  • Con infraestructura moderna que garantice su mantenimiento, que promueva e incentive su propia sostenibilidad económica de forma tal que pueda autogenerar los insumos requeridos para la docencia, investigación y extensión.
  • Con cultura de ahorro, orientada hacia la modificación de patrones de consumo por aquellos que promuevan la reducción, la reutilización y el reciclaje; a los fines de disminuir la huella ecológica de la universidad. Se recomienda que la ULL cuente con una dependencia que planifique, controle y monitoree la gestión ambiental, velando por la continuación y mantenimiento de los programas en ejecución.